26 de June de 2015 20:44

Alabado sea

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 18
Carlos E. Montúfar Salcedo

La encíclica del Papa aborda nuestra relación con la Tierra. “Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla”.

Sus últimas oraciones incluyen: “Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud por cada ser que has creado. Ilumina a los dueños del poder y del dinero para que se guarden del pecado de la indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles, y cuiden este mundo que habitamos reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura”.

Ser o no ser católico no es determinante en la lectura de la encíclica, la sabiduría que conlleva es lo fundamental: “El ejemplo de santa Teresa de Lisieux nos invita a la práctica del pequeño camino del amor, a no perder la oportunidad de una palabra amable, de una sonrisa, de cualquier pequeño gesto que siembre paz y amistad. Una ecología integral también está hecha de simples gestos cotidianos donde rompemos la lógica de la violencia, del aprovechamiento, del egoísmo. Mientras tanto, el mundo del consumo exacerbado es al mismo tiempo el mundo del maltrato de la vida en todas sus formas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)