2 de abril de 2017 00:00

¡Ya basta al acoso en el transporte público! #BájaleAlAcoso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Pamela Troya

Las estadísticas levantadas por el Observatorio de Seguridad Ciudadana y el Patronato Municipal San José revelan que el 84% de las mujeres identifica al transporte público como inseguro y 91% ha experimentado acoso sexual.

El acoso sexual se puede manifestar en toqueteos indebidos, miradas obscenas y otros casos de violencia sexual que las mujeres experimentan dentro de las unidades de transporte público.
Un dato, ciertamente alarmante y no relacionado con el mínimo porcentaje de denuncias realizadas o, peor aún, los casos sentenciados contra el agresor.

Y es que hasta ahora no se había presentado una estrategia clara, rápida, accesible y efectiva para poder realizar la denuncia de acoso en el transporte público.

Las mujeres que me lean me darán la razón: no es fácil enfrentarse a una situación de acoso, una se siente humillada, vulnerada, imposibilitada de actuar y si lo hace, muy pocas veces encuentra en los demás usuarios del transporte algún respaldo.

El machismo se expresa de muchas formas, y el acoso en el transporte público es una de ellas.

Recuerdo iniciativas tibias de gobiernos anteriores que no fueron pensadas estratégicamente, y que al poco tiempo desaparecieron por su inutilidad.

Estas pobres iniciativas resultaron ser más el apalancamiento mediático temporal de algún político. Por eso, saludo públicamente la estrategia #BájaleAlAcoso, gestionada por el Patronato Municipal San José.

En términos generales, si una mujer es acosada en una unidad del transporte público metropolitano (80 buses biarticulados y 40 articulados del Sistema de Trolebús y Ecovía serán parte de esta estrategia), podrá enviar un SMS al 6367 con la palabra Acoso y el número de la unidad que estará visiblemente expuesto; el SMS será recibido por el Centro de Operaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Transporte Público; de forma simultánea la mujer recibirá una llamada para acompañamiento y manejo de crisis, y se notificará del hecho al conductor y a la Brigada Bájale al Acoso.

El conductor activará un mensaje de respeto y convivencia dentro de la unidad; y la Brigada, junto a efectivos de la Policía Metropolitana, ofrecerá atención, orientación y protección a la mujer en la siguiente parada o estación. Si la mujer decide hacer la denuncia formal contra el agresor, agentes de la Policía Nacional la acompañarán a uno de los Centros de Equidad y Justicia del Municipio o a la Fiscalía.

Aplausos, míos, aplausos genuinos y sonoros, pues esta estrategia plantea un mecanismo de fácil uso y de rápida y efectiva respuesta.
Para erradicar la violencia de género en todos los espacios, entre ellos el público, se requiere del compromiso real de actores políticos.

La estrategia #BájaleAlAcoso evidencia la voluntad política del Alcalde Mauricio Rodas y su esposa María Fernanda Pacheco frente a esta problemática.

Lo celebro. Ahora está en nuestras manos hacer uso de esta herramienta de denuncia del acoso, para que este deje de verse como la “limpia” habitual y “natural” que una tiene que pasar por tan solo 25 centavitos.

Ahora podemos decirle: ¡Ya basta al acoso en el transporte público!

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)