18 de February de 2012 00:01

Aclaración Francisco Alexander

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2

El martes 14 de febrero del año 2012 fue publicado un artículo en la página Opinión del Diario EL COMERCIO por Fernando Larenas en el cual manifiesta que vino a la ciudad de Quito el famoso pianista polaco de origen judío Arthur Rubinstein, quien se presentó en el Teatro Sucre de Quito. El mencionado personaje tuvo que superar algunas dificultades que en realidad fueron ciertas.
Esta presentación fue el sábado 26 de septiembre de 1953, la prueba que menciona en el Diario fue a las 3 de la tarde hora que había llegado el maestro Rubinstein desde el Hotel Majestic donde él se había alojado, en el editorial expresa “acudimos pues sin perder un momento al gran afinador Don Aparicio Córdova, quien rápidamente dejó el instrumento a punto”. Permítame corregirle que no fue el Sr. Córdova quien afinó el piano fue Luis Verdugo Rojas de 22 años en aquella época hijo del primer Luthier en el país: Daniel Verdugo Álvarez, y a la persona que usted se refiere como saboteador frustrado, fue el alemán Charles Von Leisker, quien era el afinador del Conservatorio Nacional de Música de Quito.
El piano Stanway no era propiedad del Teatro Sucre, el instrumento hasta hoy es pertenencia de la Casa de la Cultura, dado en calidad de préstamo a dicha institución, adquirido al Dr. Mario De la Torre.
Finalmente cuando Luis Verdugo terminó la afinación de dicho instrumento fue a las 6 de la tarde y el maestro Rubinstein ovacionó a Verdugo por su trabajo, motivo por el cual fue contratado inmediatamente por la Sra. María Mercedes Uribe de Reyes, quien era la presidenta de la Sociedad Filarmónica de Quito cuando Teodoro Gómez De la Torre era el director y bajo la recomendación del maestro Belisario Peña Ponce, razón por la cual Luis Verdugo ha servido por casi 60 años a la Sociedad Filarmónica, hoy Casa de la Música, hasta la actualidad. La historia no se puede cambiar.

NDLR: La cita textual, donde se afirma que quien afinó el piano fue Aparicio Córdova, está publicada en el artículo de autoría de Francisco Alexander en el libro ‘Notas de artes y literatura’, editado por el Consejo Nacional de Cultura. Nos llegó una carta en el mismo sentido escrita por el señor Luis Verdugo Rojas y otra por la señora Erika Ruales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)