29 de noviembre de 2017 00:00

813: Decreto fatal

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 43
Milton Jijón A.

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La noche de los cuchillos largos de la Alemania nazi tuvo su réplica en el Ecuador el 21 de Octubre del 2011. Aquel aciago día civiles desconocidos, protegidos por la punta de pistola y fusil de las Fuerzas Especiales Policiales, en sorpresiva y violenta acción, procedieron a desalojar a médicos de los hospitales, a enfermeras alejarlas de los enfermos y a Ingenieros de sus proyectos; en cumplimento del fatídico decreto 813 mediante el cual el gobierno correista procedía a! despido intempestivo de centenares y laboriosos compatriotas muchos en ¡a cúspide de su producción profesional y de renombrados servicios patrios. El líbelo que los dejaba sin trabajo, nadie lo firmaba, era anónimo, constaba apenas el nombre de la víctima entre sellos de los Ministerios de Salud y Relaciones Laborales.

¿Qué causales llevaron a cometer semejante atropello? hasta hoy se ignoran los motivos, mas, como cumpliendo un plan siniestro, los funcionarios del gobierno, en un acto bárbaro sin precedentes procedieron a calumniar y difamar a los despedidos, en sendas cadenas nacionales de prensa y sin rostros visibles, hasta lograr la patraña perfecta, asegurándose así que se cumpla el artículo 8 del mismo decreto 813, por el cual se impide de manera eterna y solapada que los despedidos vuelvan a trabajar en una institución pública y desde luego, sumidos en el escarnio y con más de 50 años de edad ojalá no puedan trabajar en una institución privada.

Las “renuncias obligatorias” como el oficialismo se dio en llamar a este funesto proceso, es una expresión gramatical inexistente y administrativamente aberrante, que violó varios artículos de la Constitución y trucando vidas, sueños, dejó a miles de hogares en la miseria; casa, carro, muebles; todo se vendió en aras de la sobrevivencia... y no obstante, estos Pediatras, Inmunólogos, Cirujanos, Agrónomos, Genetistas son hoy por hoy un ejército de moral intachable, dispuesto a luchar sin fin hasta lograr que el Señor Presidente Moreno, se envista de sensibilidad y nobleza y derogue este largo cuchillo 813 y devuelva a tantos ecuatorianos la posibilidad de llevar un pan a sus hijos y sobre todo mostrando su voluntad de justicia, restituya la dignidad injustificadamente mancillada en miles de ecuatorianos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (19)