23 de March de 2012 00:01

Sí se puede

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La gran verdad es que el correísmo totalitario no es sino el fruto de la Constitución de Montecristi, dicha Constitución es el germen del esquema totalitario que arrasó con el republicano equilibrio de poderes , para convertir el caudillo en supremo gobernante, supremo legislador y supremo juez.
 Cualquiera que lo sustituya tendrá el mismo vicio de  origen, por tanto el problema no está en marchar para perderle el miedo ni en demostrar su vulnerabilidad electoral, sino en restablecer el equilibrio republicano, la moral, la justicia y el derecho, y   esto sí se puede sustituyendo el futuro proceso electoral presidencial  por un proceso constituyente.
En lugar de hacerle el juego  enfrentándolo electoralmente, convoquemos a Asamblea Constituyente con 12% de firmas del Registro Electoral.
En lugar de desgastarnos en marchas y enfrentamientos, utilicemos esa energía en la recolección de firmas; pues, el momento en que se instale una Asamblea Constituyente convocada por el pueblo, podremos hablar del poscorreísmo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)