¿Quién tiene miedo a volar en avión? ¿Quién no tiene miedo? ¿Cuáles son las sensaciones que el ser humano experimenta cuando una aeronave despega, cuando se estabiliza a 10 000 pies de altura o cuando se alista a aterrizar? Este blog hablará sobre esos temas, pero también abordará las innovaciones en la industria aeronáutica, los negocios protagonizados por aerolíneas, la infraestructura aeroportuaria... Comentarios y críticas a @pedromal

De aviones, inteligencia artificial y androides

COMPARTIR
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 13
Contento 6

La inteligencia artificial tiene en la mira a la aviación. Esta ‘ciencia’ gana protagonismo cada día en más campos y el mundo de los aviones es uno de ellos.

Aeronaves conducidas por robots o que requieren apenas una mínima presencia de la tripulación son parte el futuro cercano de esta industria. Un reporte del Foro Económico Mundial, sobre la inteligencia artificial, hace algunas predicciones para el 2045.

Entre otras están la que asegura que en las próximas tres décadas la inteligencia artificial controlará los aviones de vuelos comerciales desde el despegue hasta el aterrizaje y en la cabina de mando de los aviones irá un humano, solo como un respaldo ante una posible emergencia. Lo que hace algo más de una década empezó con los drones (usados entonces principalmente con fines militares) va evolucionando de manera acelerada hasta hacernos pensar e imaginar en aviones de vuelos comerciales sin la tripulación que hoy en día conocemos.

Estas proyecciones que hace un organismo como el Foro Económico Mundial nos llevan a pensar que estamos cerca de la ficción presentada en libros y películas de culto como Blade Runner o El Quinto Elemento. En ambas obras, los protagonistas se desplazan en vehículos aéreos, similares a un automóvil, pero con alas. Más ejemplos en el cine, la televisión o los libros sobran ¿O ya se olvidaron de los dibujos animados Los Supersónicos?.

Eso sí, no olvidemos que en Blade Runner la trama se desarrolla en un mundo apocalíptico que vive el inicio de una era en la que las máquinas gobiernan, en la que androides –que razonan, sienten y creen ser personas- toman decisiones.

Ahora regresemos al presente y veamos cómo avanza la inteligencia artificial en el campo de la aviación. Boeing y Microsoft ya anunciaron, a mediados del año pasado, que están trabajando juntas para ofrecer soluciones innovadoras apoyadas en nuevas tecnologías que parte dela inteligencia artificial.

El portal Smarttravel.news lo dice: “En su digitalización, la aerolínea permitirá una mayor integración entre los humanos y las máquinas, el aprovechamiento de la inteligencia artificial para agilizar las operaciones comerciales para que éstas sean más eficientes, competitivas y atractivas para los consumidores”.

La publicación digital añade que esta colaboración tiene como objetivo mejorar la aviación comercial en factores como el mantenimiento predictivo de los aviones, la optimización de combustible y la experiencia en general de los pasajeros en la cabina. Los ganadores serán las nuevas generaciones de pilotos, mecánicos y, claro está, pasajeros.

Tampoco hay que olvidar dos puntos: que en la industria aérea la seguridad marca todas las operaciones, en aire y tierra; y que las máquinas (con o sin inteligencia artificial) no son infalibles y pueden fallar en algún momento.