Un enfoque de los temas y personajes internacionales de toda índole trae este blog de Dennis Rodríguez. Él tiene una columna en EL COMERCIO y en la revista Familia de este Diario. También ha sido corresponsal en Colombia y en la Federación de Rusia, donde cursó estudios universitarios y de posgrado. Anteriormente, laboró para el diario El Universo. Ha realizado cubrimientos informativos en una veintena de países.

En el nuevo 'socialismo real', los muertos 'votan' y hacen ganar elecciones

COMPARTIR
valorar articulo
Descrición
Indignado 532
Triste 5
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 16

No se trata de una ficción, aunque pareciera. En el nuevo 'socialismo real', decenas de miles de muertos 'votan' e incluso posibilitan que los favorecidos con esos sufragios ganen elecciones.

En la foto, un ciudadano venezolano realiza su derecho al voto el domingo 7 de octubre de 2012, en La Habana, Cuba, durante la jornada de elecciones presidenciales en Venezuela. La elecciones de ese año las ganó el fallecido expresidente, Hugo Chávez. Fot

En la foto, un ciudadano venezolano realiza su derecho al voto el domingo 7 de octubre de 2012, en La Habana, Cuba, durante la jornada de elecciones presidenciales en Venezuela. La elecciones de ese año las ganó el fallecido expresidente, Hugo Chávez. Foto: Archivo / EFE

Ya sucedió, por ejemplo, en Venezuela. No una, sino varias veces.

Así, después de las elecciones presidenciales de abril del 2013, en las cuales se enfrentaron el actual presidente Nicolás Maduro y el opositor Henrique Capriles, la coalición de los antichavistas detalló que hubo alrededor de 300 000 votos emitidos bajo el nombre de personas fallecidas. Esa cifra significó el 1,5% el padrón electoral de la época.

Precisamente, el CNE venezolano, liderado por la prochavista Tibisay Lucena, proclamó la victoria de Maduro con una diferencia de unos 230 000 votos (50,66%, frente a 49,1%).

En la misma línea, el diario caraqueño El Nacional había advertido en un editorial que “según las proyecciones de fallecidos de estos años, en el padrón de votantes deben existir 210 000 difuntos que aún están activos”.

En las elecciones parlamentarias de 2010, las presidenciales del 7 de octubre y los comicios regionales celebrados en Venezuela el 16 de diciembre de 2012 también 'votaron' muertos. Así lo revela una investigación del periodista venezolano Eugenio G. Martínez, que fue publicada por el diario caraqueño El Universal.

Martínez aseguró en esa ocasión que "los fallecidos sí votan en Venezuela o para ser más exactos: votan por ellos". E igual cifró en unos 210 000 “los difuntos que sufragan”.

Y en las elecciones parlamentarias de diciembre del 2015, que el chavismo perdió de manera aparatosa pero que la oposición no ha sabido capitalizar, el diario español ABC recogió los testimonios de familiares de difuntos que habían sufragado, con seguridad por los candidatos del oficialismo.

Una de ellas es Arelys Robles de Díaz, de 64 años, quien salió indignada de la unidad educativa Siso Martínez, en Caracas, lanzando pestes sobre el sistema electoral, según reseñó ABC. "Mi marido, Pedro José Díaz, titular del carné de identidad 3229035, murió hace mes y medio; me asusté mucho porque aparece que este domingo ha votado en este centro".

Arelys tuvo curiosidad por verificar si en efecto los difuntos sufragaban o si se trataba de una leyenda. "Revisé la lista y pregunté en la mesa por mis familiares y aparece que han votado. También mis dos hermanas muertas hace dos años: Leidys María Robles y Moraida Noemi Chan, aparecen en los cuadernos" de los que ejercieron su derecho al voto.

Arelys Robles precisó entonces que denunció este caso de los muertos votantes ante representantes del Consejo Electoral Nacional. Estos le respondieron que acudiera a la sede del CNE a hacer la denuncia, porque "ellos no podían hacer nada".

Pero el sorprendente capítulo de los muertos que 'votan' no es el único de ese calado que se registra allí. Hay otro igualmente perturbador: Un informe de la Universidad Católica Andrés Bello de Venezuela (UCAB) detectó que en 14 de los 24 estados venezolanos habían más votantes registrados que habitantes. En Delta Amacuro, uno de los estados más pobres de la República Bolivariana, se contabilizó un 122% más de electores registrados que su población estimada, señala el trabajo de la UCAB.

Dado que el bolivarianismo es una suerte de 'franquicia' política, no debiera sorprender si métodos como estos se llegaran a aplicar en otros países...