Un enfoque de los temas y personajes internacionales de toda índole trae este blog de Dennis Rodríguez. Él tiene una columna en EL COMERCIO y en la revista Familia de este Diario. También ha sido corresponsal en Colombia y en la Federación de Rusia, donde cursó estudios universitarios y de posgrado. Anteriormente, laboró para el diario El Universo. Ha realizado cubrimientos informativos en una veintena de países.

¿Quién está más manchado por la corrupción en Brasil?

COMPARTIR
valorar articulo
Descrición
Indignado 118
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 12
Contento 2

En Brasil, en estos meses y años, se escenifica una suerte de tristísimo ‘reality show’. El mejor nombre -aunque hay muchos posibles- puede ser este: ‘¿Quién es el más corrupto y el más vivo?' O este otro: ‘¿Quién se hizo millonario en la política?’

El ‘reality’, que pone al desnudo la política brasileña, exhibió el miércoles 11 de mayo del 2016 y la madrugada de este jueves 12 de mayo, uno de sus capítulos más indecentes. Aunque nada garantiza que más adelante no pudieran salir a la luz algunos incluso peores.

Fue indecoroso por muchos motivos. No solo porque la presidenta Dilma Rousseff fue suspendida por seis meses de su cargo y ha sido enviada al limbo de un juicio político que pudiera desembocar en su destitución. También porque nada garantiza que no sea corrupta la mayoría de los políticos que definieron el futuro de la heredera del cada vez menos popular Lula da Silva.

Aunque Lula y la suspendida Mandataria, quien fue sacada temporalmente del presidencial Palacio de Planalto, cayeron en el pantano de megaescándalos de corrupción, sus acusadores no puede presumir de tener las manos limpias. Igualmente, como se ha visto, nadan en el espeso mar de las coimas, prebendas y más irregularidades que se cometieron alrededor del gigante petrolero Petrobras y de empresas constructoras de enorme poder. Han demostrado que son unos 'sapos' (así también se dice en portugués).

De los 65 congresistas que votaron por el ‘impeachment’ a Rousseff, 37 afrontan denuncias o condenas por corrupción. Y 49 de los 81 senadores registran cargos o sentencias judiciales por el mismo motivo.

Tampoco escapa de la controversia el vicepresidente Michel Temer, quien este jueves 12 de mayo asumió la Presidencia de manera interina por 180 días.
Sobre el hombre de 75 años, con el curioso apodo de ‘Mayordomo de una película de terror’, y presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) planea una amenaza. Corrre el riesgo de ir a un juicio político por las mismas razones que derivaron en la separación temporal de la sucesora de Lula: Él suscribió decretos que facilitaron el ‘maquillaje’ del déficit en las cuentas públicas. No solo eso: Su nombre igualmente apareció en una causa sobre sobornos en el 2009.

Adicionalmente, el presidente del Senado, Renán Calheiros, ha sido acusado de recibir coimas. En caso de que Temer fuera sacado de la Presidencia interina, Calheiros podría asumir las riendas del Gobierno y del Palacio de Planalto. Una posibilidad que no es posible descartar del todo.

En el gigante sudamericano, como se ve, existen actores políticos y materiales más que suficientes para que el ‘reality show’ continúe sin pausa.