Un enfoque de los temas y personajes internacionales de toda índole trae este blog de Dennis Rodríguez. Él tiene una columna en EL COMERCIO y en la revista Familia de este Diario. También ha sido corresponsal en Colombia y en la Federación de Rusia, donde cursó estudios universitarios y de posgrado. Anteriormente, laboró para el diario El Universo. Ha realizado cubrimientos informativos en una veintena de países.

Maduro, un presidente que no parece de este mundo…

COMPARTIR
valorar articulo
Descrición
Indignado 70
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 20
Contento 169

El estado de propaganda del chavismo, que controla el poder en Venezuela desde 1999, ha vendido, a lo largo de estos años, gato por liebre.

Ha intentado posicionar la idea de que Hugo Chávez Frías es el ‘comandante eterno’, ‘galáctico’, ‘universal’, ‘celestial’, ‘divino’, etc. Y también ha promocionado una ‘revolución’, cuando lo que se ha dado no es otra cosa que el saqueo de un país rico, sumido ahora en una profunda crisis.

Pero la realidad evidencia que si hay un auténtico ‘galáctico’ en la República Bolivariana, no es otro que el actual presidente, Nicolás Maduro. ¿Por qué? Porque parece venido de un ‘universo paralelo’. O de la nada. En otras palabras, no pareciera de este mundo…

Como si de un misterio se tratara, del hijo político del fundador del chavismo, no existe un documento oficial, en este caso la partida de nacimiento, que muestre de manera irrefutable dónde y cuándo vio la primera luz.
Apenas hay la copia de un registro que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), la chavista Tibisay Lucena, exhibió sin mucha convicción en un programa de TV.

placeholder
placeholder

Pero ese papel no tiene los sellos y folios auténticos del Registro Civil de Caracas, según denunció en el 2013 el abogado Nelson Ramírez.
La partida de nacimiento exhibida por Lucena, por cierto, alimentó más las dudas. Distinto hubiese sido si, por ejemplo, se enviaba el documento a las redacciones de los grandes medios de comunicación del mundo y a las legaciones diplomáticas que Venezuela dispone en decenas de países, para que lo difundieran. Pero nada de eso ha sucedido.

La opacidad alrededor de la partida de nacimiento y de la vida de Maduro contrasta con la figura del ‘comandante eterno’ de los chavistas. Para quien desee verlo, está disponible el portal #TodoChávezEnLaWeb, que ofrece más de 7 000 documentos relacionados con el teniente coronel de Paracaidistas, además de fotografías y videos.

Con el sucesor ocurre todo lo contrario. Apenas si se disponen de fotos de su pasado. Algunas de ellas lo muestran en su época de rockero, cuando integraba la banda Enigma. Otras, en La Habana, donde asistió a cursos en la Escuela de Formación Política entre 1986 y 1987, y que fueron publicadas por el Diario del Huila. Las imágenes fueron proporcionadas al rotativo de Neiva (Colombia) por Israel Silva Guarnizo, un excompañero.

Por fuera de eso, no existen imágenes familiares ni testimonios o recuerdos de viejos conocidos, de parientes, de compañeros de la escuela o del liceo.
Es más: en declaraciones al diario madrileño ABC, la periodista venezolana Patricia Poleo había asegurado que existen serias dudas de que Maduro haya cursado estudios en un plantel educativo de la República bolivariana. "Hemos hecho una campaña por Venezuela donde pedíamos a cualquier maestra o compañero del Presidente que se pronunciaran si tenían algún recuerdo de él en alguna escuela primaria del país, y no hemos conseguido nada".

Entonces, no sorprende que en estas semanas se haya reinstalado en primera plana el enigma alrededor del exchofer que desde el 2013 conduce a Venezuela hacia el barranco.
Y ha ocurrido así, luego de las declaraciones que el dirigente político Pablo Medina diera este martes 23 de febrero. Dijo que el acta de defunción de la madre de Maduro fue falsificada. Además, afirmó que la mujer no nació en Rubio, estado de Táchira, sino en Cúcuta, Colombia.

Pero hay otros datos aún más oscuros, que ha aportado el abogado venezolano Carlos Ramírez López

El letrado concluye que no existe ninguna certeza de que los padres del actual Mandatario (Nicolás Maduro García y Teresa de Jesús Moros de Acevedo) fueran venezolanos de nacimiento.

La Constitución de la República bolivariana -vigente desde 1999- señala que para asumir la Primera Magistratura se requiere ser venezolano por nacimiento y no tener otra nacionalidad.

Ser venezolano de nacimiento, según el Art. 32 de la Carta Magna, implica ser hijo de venezolanos por nacimiento. En el caso de los dos padres de Maduro (al menos en el de la madre) se incumple ese requisito.

Ramírez es también parte de las personalidades, con el exdiplomático Diego Arria a la cabeza, que dirigieron una carta al presidente de la AN venezolana, Henry Ramos Allup, en la cual piden indagar este asunto.
En un párrafo de la misiva concluyen: "Según el artículo 96 de la Constitución Política de Colombia, Nicolás Maduro es colombiano por nacimiento, por ser hijo de madre colombiana y por haberse residenciado en territorio colombiano durante su juventud. Faltaría comprobar si, además, Maduro es venezolano. En caso afirmativo, tendría doble nacionalidad, lo cual le impediría ejercer el cargo de Presidente de la República, según lo estipula el Art. 41 de nuestra Constitución".

¿Y qué pasaría si se confirma que el Presidente de Venezuela no es venezolano? Quizá no mucho, por el momento. Aunque no se entienden bien las razones, los antichavistas no parecen muy interesados en explotar esta posible causal para 'acelerar' el fin de un régimen en estado terminal.

Lo único seguro es que esta pudiera ser una de las tantas chaladuras que se le ha ocurrido al chavismo a lo largo de 17 años, en el 'universo paralelo' que se vive en la atribulada Patria del Libertador Simón Bolívar, que ya parece 'acostumbrada' a tantos abusos…
En síntesis, alrededor del hombre que habla con los pajaritos surge esta interrogante: ¿Quién es, en realidad? Algún día se sabrá.