Tiempo de lectura: 5' 30'' No. de palabras: 868

Hasta hace cinco años, el agricultor no le tenía fe al cacao. En Santo Domingo de los Tsáchilas no era tan común como ahora: había en pequeñas cantidades y su cultivo era artesanal.

Pero hoy es un producto que Efrén Ochoa venera. Dice que ha ganado terreno en el mapa de producción nacional gracias a los avances técnicos y los proyectos de capacitación pública y privada, que comenzaron hace cinco años.

Los agricultores aprendieron cómo cosechar todo el año injertando las ramas de cacao. Antes tenían que esperar seis meses, que es el tiempo que dura el proceso de maduración de la mazorca, en una planta sin alteración.

Además, conocieron sobre técnicas de secado y fermentación. Esto es fundamental, según Ochoa, para conseguir un buen chocolate. Por eso Santo Domingo hoy forma parte del top de producción nacional. Ocupa el quinto lugar, según el Ministerio de Agricultura Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), con 19 837 hectáreas sembradas y 13603 de superficie cosechada. La cifra es del 2012. Está por debajo de Manabí, Los Ríos, Guayas, Esmeraldas (ver tabulado adjunto).

Esto ha hecho que incluso la provincia tsáchila fuera sede de actos destacados del sector. En el 2012 se hicieron el primer festival del cacao nacional fino de aroma, la elección de la reina nacional del cacao y ahora se ha firmado un convenio con la Unión Europea para la industrialización del secado de este producto.

La Prefectura de Santo Domingo lo gestionó. La Unión Europea invertirá 800 000 euros y la Prefectura asumirá otros 200 000 euros. Con los recursos también se hará una escuela de capacitación.

Para Ochoa esto será un respaldo, especialmente para quienes aún no pueden hacer una inversión importante en una planta secadora propia o cursos de formación. Aunque aclara que lo técnico no lo es todo. Él tiene 70 años y 50 de experiencia en el campo. "Para complementar es necesario también tratar bien a las plantas, que sientan que son protegidas". Lo aplica a sus matas que fueron plantadas en la comunidad Cóngoma.

Rodrigo García, director de Desarrollo Económico de Santo Domingo, dice que los saberes de los agricultores son parte de la concepción de producción y que se apunta a que Santo Domingo se convierta, en tres años más, en la capital del cacao.

Según Tomás Cedeño, presidente de la Asociación Coordinadora Ecuatoriana de Productores del Cacao Nacional Fino de Aroma, en la provincia hay cerca de 30 asociaciones de cacaoteros, entre pequeños y grandes productores que han recibido apoyo.

Él tiene 18 hectáreas. Su plantación data de hace seis años. Produce 45 quintales por hectárea cada año. Empezó con palma africana, pero ahora el cacao es su principal producto. Invirtió USD 250 000 en la construcción de una planta de secado. El producto vende a la firma transnacional Olamen.

Para el agrónomo José Cedeño, la ubicación que tiene Santo Domingo también ha influido en el crecimiento del sector. "En varios sectores de la Costa, la planta puede morirse si no tiene riego. Acá la humedad ayuda a que no pase".

Según el Magap, en Santo Domingo el principal producto agrícola fue el cacao durante el 2011. La producción en toneladas fue de 11 220,33. Le siguieron el plátano, la palma aceitera, el palmito y la yuca. El cultivo de cacao más importante fue el de la variedad CCN51 (81%), mientras que el cacao nacional fino de aroma representó el 19% del total.

Ochoa dice que pese a los avances aún hay retos por cumplir. Por ejemplo, llegar más a los pequeños productores. Humberto Huaca, de la parroquia de Valle Hermoso, por ejemplo, no ha recibido capacitación. "Tengo tres hectáreas de cacao. Cultivo en un solo ciclo. Con eso tengo para vivir".

Pero como refiere Ochoa, ahí se está perdiendo dinero. El producto necesita de otras atenciones técnicas. Esto hace la diferencia entre el agricultor que siembra cacao para sobrevivir y el que lo hace para cambiar su modo de vida. "Es un buen momento para ser el segundo", insiste Ochoa.

Las proyecciones
A mediano plazo, Santo  Domingo espera procesar el cacao en plantas propias para producir un chocolate que pueda ser exportado. Se aplicará la fórmula 70% de cacao y 30% de azúcar Se buscará una marca  propia para posicionar al chocolate de Santo Domingo en los principales mercados de Europa y Estados Unidos.

También se delinean  convenios estratégicos con productores de otras provincias para hacer cadenas de producción y exportación. Santo Domingo quiere ser el principal puerto terrestre del país.

La Prefectura de Santo  Domingo ha entregado en lo que va del año 1,4 millones de plantas de cacao para masificar su producción en la provincia.

A los cultivos de cacao   se sumarán de café, porque tienen un tratamiento parecido. Esta planta se ha dejado de producir, pese a que el tipo de suelo de Santo Domingo presta las condiciones necesarias.

Califique
2
( votos)