Monumentos a la memoria de los judíos muertos en Europa, en la ciudad de Berlín.

Monumentos a la memoria de los judíos muertos en Europa, en la ciudad de Berlín. Foto: Wikicommons

#Retroviral

'Yolocaust', una propuesta que busca respeto a los monumentos del Holocausto

Infobae y Redacción Afull (I)

Las sonrientes caras, posiciones de yoga y hasta piruetas realizadas en un lugar construido para recordar a los millones de víctimas del Holocausto indignó al humorista Shahak Shapira, quien armó fotomontajes para recordar a los protagonistas de las fotos los horrores que representan los monumentos.

El monumento a los judíos de Europa asesinados, inaugurado en 2005, es visitado por miles de personas cada día y el recorrido está considerado dentro de las 10 actividades más interesantes para realizarse en la capital alemana. Sin embargo, numerosos turistas no mantienen la solemnidad entre las estelas de hormigón que recuerdan a los 6 millones de judíos que perdieron la vida durante el genocidio nazi.

Así, Shapira creó la web Yolocaust, un irónico juego de palabras entre el Holocausto y el acrónimo 'YOLO', cuyas siglas en inglés indican "solo se vive una vez", usado por jóvenes para justificar acciones irreverentes. El artista germano-israelí coloca las piruetas y selfies de los visitantes en medio de desgarradores imágenes de cadáveres en campos de concentración.

"Es un fenómeno que noté hace un tiempo. Sentí que la gente necesita saber lo que está en realidad haciendo, o cómo otros pueden interpretar sus acciones", comentó Shapira, entrevistado por la BBC.

Para el creador del sitio, una selfie normal no sería un problema ni hubiera sido provocativa, pero repudió los actos que muestran posiciones forzadas, actos circenses o incluso mensajes discriminadores en los epígrafes de las redes sociales. "No voy a decir lo que se puede hacer o no. Pero quiero que la gente piense. Las imágenes pueden hacer que la gente tenga memoria", agregó, en conversación con el portal alemán Jetzt.

Shapira también indicó que su intención es recuperar la importancia de los memoriales. "No son para mí o para los judíos. Son para la gente de hoy, para que tengan moral y no elijamos a gente como Hitler, porque podemos terminar donde estuvimos hace 80 años", expresó.