la psicóloga recomienda dejar el teléfono más tiempo en el bolsillo y menos a la mano

Los expertos recomiendan mantener el teléfono más tiempo en el bolsillo y menos a la mano. Foto Referencial: Flickr 

#ORGÁNICA

¿Cómo cambian tus hábitos con el uso de tu smartphone?

Valentín Díaz
Redactor (I)

¿Te has preguntado alguna vez cuánto tiempo de tu vida pasas pegado a tu teléfono inteligente? Según un estudio de la empresa Yahoo solamente en el año 2015 el uso de smartphones subió un 117℅ en relación al año anterior. Esto quiere decir que tanto el número de usuarios que utilizan tecnología móvil como el tiempo que gastamos conectados ha aumentado de manera considerable.

Según una investigación publicada por la compañía Mobile Insurance , el ser humano gasta un aproximado de 3,7 años de su vida en la pantalla de un dispositivo móvil. Si se lo pone así, lo miras desde una perspectiva muy distinta ¿verdad? Pero ¿Existen consecuencias por usar durante tanto tiempo tu smartphone? Afull te lo explica.

Según apunta la psicóloga Ana María Ordóñez, experta en TIC's (Tecnologías de la información y la comunicación), la llegada de los teléfonos inteligentes provocó que "el usuario esté a diario mucho más pendiente de sus cuentas que cuando solo podía acceder a ellas a través de un computador con Internet". Esto quiere decir que, hace alrededor de siete años, cuando la industria del 'smartphone' recién se comenzaba a consolidar, la única manera en que podías acceder a tu correo o a tus redes sociales era desde casa o desde tu oficina.


"Esto crea un nuevo tipo de conducta, que a veces puede llegar a ser obsesiva, en la cual el usuario no para de revisar sus notificaciones, que van llegando una por una. Y mientras van llegando, el usuario simplemente saca su teléfono del bolsillo y lo revisa. Este mismo proceso se repite un sinnúmero de veces al día", comenta la psicóloga. Esto supone una gran cantidad de nuevos hábitos para el ser humano, que van desde lo fisiológico hasta lo psicológico.

El Doctor Hugo Pazmiño, médico generalista, asegura que el constante uso de tu teléfono inteligente tiene algunas consecuencias en la salud. "Cada vez veo más pacientes jóvenes que llegan al consultorio con problemas en la parte alta de la espalda y el cuello". Según explica Pazmiño, esto se debe a la postura encorvada que adoptas para poder leer o escribir desde tu teléfono. Cada vez que agachas la cabeza para responder un mensaje, estás forzando una mala postura.

Otra de las consecuencias es la vista. A diferencia del computador, que también genera problemas en los globos oculares a largo plazo, los caracteres en un teléfono celular son mucho más pequeños. "Esto significa que tienes que esforzar mucho más la vista para poder identificar un texto", dice el médico.


También están las manos. Estar respondiendo mensajes a cada rato en un teclado tan pequeño "pone a las manos y a los dedos en una posición bastante tensa, sobre todo cuando estás parado y debes, al mismo tiempo, escribir y sostener el teléfono para que no caiga al piso", asegura Pazmiño. Esto, según el doctor, puede generar problemas en las articulaciones.

Tomando en cuenta todo esto ¿Por qué el 'smartphone' sigue siendo tan adictivo? Según comenta la psicóloga Ana María Ordóñez, esto "se debe a básicamente una hormona" en particular: la dopamina. Cada vez que escuchas el sonido de una notificación, secretas dopamina. Cada vez que te dan un like en Facebook o en Tinder, "tu cerebro lo toma como una especie de recompensa". Cada vez que ganas una partida de Candy Crush o Preguntados, tu cerebro siente una sensación de felicidad porque, a la final, son logros.


Al igual que cualquier sustancia estupefaciente (aunque en niveles mucho más bajos), tu teléfono te genera una suerte de adicción porque cada vez que hay alguna novedad en cualquiera de tus cuentas, tus niveles de dopamina suben. En otras palabras, te sientes un poquito más feliz.

¿Y ahora qué hacemos si somos adictos a los teléfonos? La primera recomendación de Ordóñez es "desactivar ciertas notificaciones" ¿En serio necesitas que tu teléfono te avise cada vez que alguien te retó a una pelea en Clash of Clans o cuando alguien retuitea alguna frase que escribiste en Twitter?

Eso ya sería un avance. Por otro lado, la psicóloga recomienda dejar el teléfono más tiempo en el bolsillo y menos a la mano. Esto evita que lo estemos desbloqueando a cada rato para ver qué hay de nuevo. Por último, asegura Ordóñez, "debes recordar que tu vida no está en ese pequeño aparato. Afuera hay un mundo lleno de experiencias por vivir".