Francisco Origuela es un vendedor de empanada de 15 años que vive en Acapulco, México

Francisco Origuela es un vendedor de empanada de 15 años que vive en Acapulco, México. Foto: Captura de pantalla

#orgánica

Francisco, el ‘mejor vendedor de México’, a quien no podrías decirle no

Redacción Afull (I)

“Podrías vivir 86 400 segundos arrepintiéndote por no haberte comido una empanada, cuando tuviste 23 órdenes a tu total disposición”, esa es la frase que Francisco Origuela utiliza para llamar la atención de sus clientes. Tiene 15 años, vende empanadas en Acapulco y, de la noche a la mañana, se volvió una estrella viral en redes sociales por su facilidad de palabra y carisma en el momento de vender sus productos.

La peculiar forma en la que Origuela comerciaba sus alimentos llamó la atención de una pareja que decidió grabar la presentación del chico, compartieron el material en un grupo de WhatsApp y posteriormente, uno de los integrantes del la agrupación pidió autorización para publicar el video en Facebook, en la página del programa Ora qué cosa.

Todo esto sucedió el pasado 23 de octubre del 2016 y cuatro días después (27 de octubre) el video suma 11 millones de reproducciones. También ha sido compartido más de 400 000 ocasiones con una descripción en la que se puede leer: “Con tan sólo 15 años, Francisco es el mejor vendedor de México, ¿O has visto a alguien mejor?”.

Pero ¿Qué hace que la presentación de Francisco sea tan atractiva? “Su facilidad de palabra y su elocuencia siendo tan joven”, esa es la principal razón por la que Verónica Díaz decidió grabar al muchacho en video, ella es la autora del material y asegura que, aunque no son las mejores empanadas que han probado, se quedaron satisfechos por haber apoyado al creativo vendedor. “Es un gusto haber conocido a esta chico, que vive en uno de los Estados más pobres de México, donde muchos jóvenes de su edad ya son parte del crimen organizado”, afirmó la mujer en una entrevista realizada por Diario El País de España.

Origuela en verdad es hábil con los negocios y él lo sabe. Primero llama la atención de sus clientes, apela a su solidaridad y luego, cuando logró convencer a sus compradores, trata de venderles más de un producto. Además, Francisco tiene importantes expectativas para el futuro y les dice a sus clientes que en el futuro podrían sentirse satisfechos de haberle comprado dos órdenes de empanadas a aquel muchacho cuando todavía vendía en la playa, y que en lo posterior sería un importante “mercadólogo” del futuro.

Y no está muy lejos de la realidad. El video que ya es viral en Facebook, Twitter y YouTube, ha llamado la atención de empresarios que quieren ayudar al muchacho en su desarrollo. Es el caso de Jürgen Klaríc, un investigador estadounidense especializado en neuromarketing que quiere ofrecerle una beca de estudio a Francisco.

Además, Arturo Elias Ayub, empresario mexicano de una de las más importantes empresas de telecomunicaciones de ese país y mano derecha de Carlos Slim (uno de los hombres más ricos del mundo) escribió en su cuenta de Twitter que busca al chico para que trabaje junto a él.

Seguramente, el video que grabaron dos turistas en una playa del estado de Guerrero – costa del océano Pacífico de México – sea el primer paso para que Francisco Origuela deje de ser un “empanadero simpático de Acapulco” y se convierta en un gran empresario.