Miles de personas compartieron desde el 25 de diciembre en Facebook la imagen de un vehículo con la esperanza de ganárselo. El concurso es falso. Foto: Wikicommons.

Miles de personas compartieron desde el 25 de diciembre en Facebook la imagen de un vehículo con la esperanza de ganárselo. El concurso es falso. Foto: Wikicommons.

#retroviral

Leer con atención es la clave para no compartir la foto del Range Rover

David Landeta
Redactor (I)

Si compartiste la imagen de un flamante Range Rover último modelo en tu muro de Facebook, con la esperanza de llevarte ese auto a casa, lamentablemente caíste en un engaño. Pero no te sientas mal, no eres la primera, ni la única persona que creyó en esta publicación falsa que se hizo viral el pasado 25 de diciembre del 2015.

¿Qué debías hacer para ganarte el auto? Sencillo, solo tenías que compartir una foto de un Range Rover que tenía un lazo en el capó, dar me gusta en la cuenta de Facebook Range Rover – Sitio Oficial, escoger el color del auto que deseas ganarte y esperar al sorteo que supuestamente se realizaría el próximo 10 de enero 2016.

Estamos regalando 1 Range Rover para nuestros fans de Facebook con el fin de celebrar nuestra versión Land Rover Range...

Posted by Range Rover-Oficil sitio on Saturday, December 26, 2015

La socióloga María Fernanda Buendía explica que este tipo de engaños no son nuevos, lo que ha cambiado son los mecanismos que se utilizan para realizarlos. Por ejemplo, en la época de nuestros abuelos, los fraudes se hacían por cartas, luego por correo electrónico y ahora por las redes sociales que tienen un mayor grado de alcance.

Aunque no sea la primera vez que estos fraudes se dan, y de seguro no será la última, se siguen repitiendo. Esto se explica porque muchos usuarios de Internet no se detienen a observar las cosas realmente “miran sin mirar y obedecen sin preguntar”, asegura Buendía. Esto, sumado a que las redes sociales se desarrollen de forma global, hizo que el engaño llegue a varios países de la región, entre ellos México, Perú y Ecuador.

Además Buendía asegura que las personas que caen en este tipo de fraudes pueden ser de cualquier edad y tipo de formación por la diversidad de usuarios que existe dentro de las redes sociales. Muchas personas que cayeron en la estafa del auto fueron engañadas por no discernir la información. Aunque existen otro tipo de datos falsos que son mucho más peligrosos que estos concursos, como las noticias falsas sobre el volcán Cotopaxi, por ejemplo.

Según dijo en un reportaje en CNN  el profesor de la Universidad de Harvard,  Rey Junco, otra de las razones para que las personas compartan este tipo de publicaciones es por un estado de ánimo paranoico, es decir que lo hacen por si acaso. "No me hará daño publicar esto aunque no sea cierto, así que ¿por qué no?", afirmó.

Aunque el caso del Range Rover no es el único que ha circulado en redes sociales, con la misma modalidad se han sorteado celulares, computadores y otros objetos. Asimismo, han circulado mensajes sobre las políticas de privacidad de Facebook, a principios de este año y a esto se suman mensajes para salvar niños, animales o el planeta.