Más allá del encuentro sexual, las mujeres quieren vivir una fantasía. Foto:  Sofie Amelia Klougart.

Más allá del encuentro sexual, las mujeres quieren vivir una fantasía. Foto: Sofie Amalie Klougart.

#LaPROBADITA

Una mirada al turismo de romance de Sofie Klougart

Redacción Afull

Una aventura exótica, eso es lo que algunas turistas europeas buscan en las playas de Mombasa, Kenia. Más allá del encuentro sexual, quieren vivir una fantasía. Así lo retrata la danesa Sofie Amalie Klougart en su reportaje gráfico ‘Romance Tourism’ (Turismo de Romance).

¿Qué es el turismo de romance? Bueno, es una práctica en la que turistas buscan compañía en habitantes de la zona y, a cambio, ofrecen dinero, alojamiento, comida y, en algunos casos, genuinos sentimientos.

También es conocido como turismo sexual, porque las turistas pagan por la compañía y servicios de este tipo. Aunque en muchos casos el encuentro íntimo pase a segundo plano, como señala Klougart en su web.

Pero no es lo mismo que buscan los habitantes de la zona. Muchos de ellos están más preocupados en cubrir sus necesidades básicas, necesidades que impiden que piensen en 'el amor'. Al menos así lo describe una turista en una grabación subida a la página de la fotógrafa. 

Soy soltero, tengo 30 años y estoy 'buscando una persona de mente abierta', señala en su presentación en otra de las entrevistas del fotoreportaje. "Si eres esa persona, estoy esperando por ti", agrega.  

La invitación es tentadora para muchas turistas, quienes albergan la fantasía de que "pueda funcionar", de que su historia  de amor puede ser diferente, o hasta real.

La revista especializada de fotografía Feautures Shoots relata cómo Klougart encontró las historias. La fotógrafa danesa conoció del fenómeno por un colega, intrigada realizó entrevistas para saber más de estas experiencias. Finalmente conoció a Louise. “¡Amor, eso no existe aquí!”, comentó la mujer quien salía con dos keniatas.

Pero no todas piensan así... ¿Es lo mismo el amor para un keniata que para una mujer europea?, ¿es lo mismo para quien paga por tenerlo, que para quien recibe dinero por darlo?, ¿siempre es lo mismo?.... Las repuestas a estas preguntas dependen de los ojos que lo ven. Como dice una de las mujeres del trabajo de Sofie: "El amor es totalmente subjetivo".

Las imágenes de Klougart reflejan soledad, a pesar de la compañía. Por ejemplo la foto en la que un hombre está sentado en una esquina de la cama (primer plano) con la mirada perdida, mientras la turista aparece recostada en el otro extremo.

De por sí hablar de prostitución es complicado porque implica tomar en cuenta una serie de factores…. Sin embargo, es una mirada tangencial a esta problemática con el fin de conocer a la fotógrafa detrás del lente.

Para ver más fotos haga clic aquí. Además puede seguir todas sus novedades en su perfil en Facebook.