Retos como el #A4Challenge, #CollarboneChallenge y #BellybuttonChallenge intentan demostrar cómo deben verse las mujeres que tienen el 'cuerpo perfecto'. Fotos: Instagram.

Retos como el #A4Challenge, #CollarboneChallenge y #BellybuttonChallenge intentan demostrar cómo deben verse las mujeres que tienen el 'cuerpo perfecto'. Fotos: Instagram.

#dedóndesalió

Retos virales que imponen la 'belleza' femenina

Redacción Afull (I)

Nuevo retos se propagaron en las redes sociales. Esta vez no debes lanzarte un balde de agua fría apara apoyar a quienes sufren de esclerosis lateral amiotrófica, ni tienes que ponerte un condón en la cabeza sin razón alguna. Estos nuevos retos, entre ellos el #A4Challenge, el #CollarboneChallenge y el #BellybuttonChallenge tienen un objetivo en común: intentan establecer cómo se ve el 'cuerpo perfecto' de una mujer.

Desde finales de marzo, un nuevo reto busca posicionarse en las redes. Según informa el portal Mashable, la última tendencia de cuerpo en China es usar un iPhone 6 para demostrar que tienes las piernas delgadas. Así como lo lees, para entrar en este último desafío, las mujeres usan sus iPhone 6 para cubrir sus rodillas y así comprobar que sus piernas son delgadas.

Y es precisamente en China donde nacen estos retos. Sin embargo, se esparcen por todo el mundo gracias a las redes sociales.  A mediados del 2015, el #BellyButtonChallenge incentivaba a las chicas tocarse el ombligo pasando su brazo alrededor de su cintura.


Poco tiempo después, con el #CollarboneChallenge, las chicas se ponían monedas sobre el hueso de su clavícula. Mientas más monedas lograran sostener, mejor. Y ahora nació el #A4PaperChallenge, en el que las chicas comparan su cintura con una hoja de papel tamaño A4 (21 x 29,7 cm). Si la parte más corta coincide con el tamaño de su cintura, han ganado y deben postear una foto en sus redes sociales. ¿Qué mensajes están detrás de esto? Y, sobretodo, ¿por qué se dan? Te lo explicamos en esta nota.

Según Nascira Ramia, educadora y psicóloga, estos retos reafirman las ideas machistas de que la mujer vale por su cuerpo. “La idea de esto es que a las mujeres se las puede evaluar bajo un cierto estándar”. Ramia explica que se están tomando en cuenta solamente sus atributos físicos y se aprecia la uniformidad, “pero nos olvidamos que en los seres humanos tanto en lo físico como en lo intelectual hay una gran diversidad”, y eso es lo que debería valorarse.

Está claro que, según estos retos, tu cuerpo es 'perfecto' mientras más flaca seas. De acuerdo a Estefanía Sevilla, psicóloga clínica, esto puede desarrollar problemas en la conducta alimenticia de estas chicas. Cuando estás creciendo, tu cuerpo necesita varios nutrientes. ¿Qué pasa con el desarrollo mental de las chicas que tienen un régimen alimenticio tan fuerte? Según Sevilla, es muy dañino para su salud. La glucosa, por ejemplo, es la gasolina del cerebro y el nutriente de donde nacen todas las fuentes de energía.

Pero, ¿por qué existen estos retos? Según Sevilla, el ser humano tiene un impulso innato de ser competitivo, y esta competencia se refiere a pertenecer a un grupo. “Puede ser simplemente una forma de relacionarse con los otros. Quieren buscar de alguna forma insertarse en algún círculo”, agrega Ramia.

Este fenómeno acentúa todavía más en la adolescencia, en la que los chicos están encontrando su identidad. “Si tienes un grupo social que te dice que tienes que ser delgado para pertenecer, ahí está el secreto. Haces que monedas entren en tu clavícula para poder pertenecer”, comenta Sevilla.

41 monedas de 1 peso😂💕 (Sin necesidad de jorobarme o subir los hombros para detenerlas). Qué loco. #collarbonechallenge 😂

Una foto publicada por Sofi Denisse🍦 (@sofiaden) el

Ramia establece que, en algunos casos, también podría darse por narcisismo, pero concuerda con esta idea. “En la adolescencia existe un fenómeno en el cual los adolescentes sienten que tienen una audiencia imaginaria, que todo el tiempo están en escena y todos los ven”. Esto se refleja todavía más en redes sociales, en las que los chicos buscan aceptación constantemente.

Y es que el internet y la velocidad de la comunicación ha hecho que la competitividad se vuelva más fácil, real y que tenga sus peligros, afirma Sevilla. “Tengo una paciente bulímica que me dijo que aprendió a serlo porque lo vio en una página web, que le enseñaba supuestamente cómo adelgazar después de comer mucho”.

Otro problema de este tipo de retos es que, al estar en la red, lo pueden ver personas de cualquier edad. “Esto puede estar llegando a ojos de niñas que todavía no tiene un criterio muy formado ni una idea qué hacer con su cuerpo”, comenta Ramia. A pesar de que redes sociales establecen una edad mínima para crear una cuenta, muchas veces esto no es respetado y vemos a niñas muy pequeñas utilizando Facebook o Instagram.

Es aquí donde la intervención de los padres debe tomar un rol fundamental. Sevilla recomienda que el uso del Internet por parte de niños y adolescentes sea siempre guiado y que se involucren en lo que su hijo está haciendo. Según Ramia, es importante que exista una participación activa en casa: “Mi hija de doce años me vino a decir ‘mira, mamá, hay este reto, ¿qué ridículo, verdad?’”. Según la educadora, es importante enseñarles que las redes sociales no son malas, pero que sí existen contenidos más valiosos que otros.

:) #BellyButtonChallenge #followall #followme #follow #followback #follow4followback #follow4follow #followforfollow

Una foto publicada por Tupii♥ (@sofiiagueroo) el

Seguramente habrás visto las reacciones que generaron estos retos. Poco tiempo después de que las chicas iniciaran a tomarse estas fotos, usuarios empezaron realizar parodias de los mismos. Tanto Ramia como Sevilla recuerdan la foto de una chica que había realizado el #A4Challenge con el título de su universidad. “Esto demuestra que hay cosas que son más valiosas de cuánto mide su cintura”, comentó Ramia.

La educadora establece que, si no es bullying directo a una persona, estas parodias son saludables. Nos muestran imágenes que nos dicen: ‘Hey, ese reto no ha sido tan bueno’. Sevilla comenta que tienen un doble mecanismo de funcionar, pues también es una forma de aliviar la tensión y de sentirte aceptado por como eres. “Es una buena respuesta para que las personas que no pertenezcan a ese grupo no se sienta mal y no sienta ansiedad por estar dentro del mismo”.