A pesar de que en números romanos el 4 se escribe 'IV' algunos relojes grafican así este número 'IIII'.

A pesar de que en números romanos el 4 se escribe 'IV' algunos relojes grafican así este número 'IIII'. Foto: www.publicdomainpictures.net

#Dedóndesalió

¿Por qué en algunos relojes se escribe el número 4: 'IIII' y no 'IV'?

Existen varias teorías al respecto, desde el capricho de un rey, hasta el asesinato de un relojero. Para poder explicar el por qué de esta forma de graficar el número, es preciso dar un breve repaso por el sistema numeral de los antiguos romanos.

En aquella era, la numeración descendía de la que utilizaba el pueblo etrusco, que representaba las cantidades a partir de la adición de elementos. Es decir, para representar algo en singular, se designó el símbolo “I”, para representar dos del mismo elemento, se adicionaba otro símbolo de igual valor, resultando “II” y así sucesivamente.

Los romanos tomaron este sistema pero lo adaptaron de manera sustractiva, es decir, para representar algunas cantidades, había que restar. Por esto es que el número 4 se representa como 1 – 5 (I – V, o simplemente, IV).

Entonces, ¿por qué se sigue representando IIII en algunos relojes? Pues existen varias teorías al respecto:

Una de las más aceptadas apunta hacia un asunto de diseño que utilizaban los relojeros, pues en este sentido, el 4 representado como IIII daría mayor efecto de simetría y equilibra mejor los pesos visuales teniendo el número VIII como contraparte, según publica 20Minutos.

Una versión igual de aceptada, indica que los caracteres “IV” también representarían al antiguo dios romano Júpiter (IVPITER, en latín) y esto podría interpretarse como un acto blasfemo, nada raro por aquellos días.

Existen también dos historias relacionadas con las antiguas monarquías. Una de estas explica que el Rey Carlos V de Francia encargó un reloj con el 4 representado IIII, el relojero le aseguró que no se escribía así, pero el monarca dio la orden rotunda de que fuera impreso de esa manera, ya que “el rey nunca se equivoca".

La otra indica que un relojero escribió erróneamente IIII y por lo mismo fue mandado a ejecución por la corona. En protesta a este hecho, el gremio de relojeros habría iniciado la tradición de representar el número de esa forma.