No queremos asustarte, pero si los Rugrats existieran ahora tendrían estas edades: Tommy (26 años), Carlitos (27 años), Angélica (28 años) Phil y Lilly (26).

No queremos asustarte, pero si los Rugrats existieran ahora tendrían estas edades: Tommy (26 años), Carlitos (27 años), Angélica (28 años) Phil y Lilly (26).

#recorderis

No llores, pero aquí resumimos tu infancia

David Landeta
Redactor (I)

Si naciste en los años 90, de seguro, lo último que recibiste este 1 de junio fue un ¡Feliz día! Obviamente, es el día del niño y tú ya superaste las dos décadas de vida, en algunos casos inclusive puede que te estés acercando peligrosamente a los 30 años. Pero no te preocupes, nosotros estamos aquí para hacer que recuerdes esa década gloriosa con un recorrido por las series y objetos que harán que viajes al pasado, a esos años de ‘El príncipe del rap’, las ‘Spice Girls’ y las películas en VHS.

“Y esta es la historia pongan atención de cómo mi vida se transformó, cambió de arriba abajo lo que nunca pensé y llegué a ser príncipe de todo Bal Air”, si lo leíste cantando es porque fuiste testigo de los primeros pasos de Will Smith como actor. En aquellos años – desde 1990 hasta 1996 – el veinteañero actor interpretaba a ‘Will’, un rapero que se mudaba con sus tíos a Bel Air, una zona exclusiva de Los Ángeles. Pues sí, en aquellos años se estrenó ‘El príncipe del Rap’, la primera serie en la actuó Smith y fue su catapulta a la fama.

También, es probable que hayas esperado con ansias para escuchar frases como: “morfosis amigos” o “ayayayayay”. De repente, tu corazón latía fuerte cuando oías “go, go Power Rangers”, ¿lo recuerdas? Los ‘Power Rangers’ fue otro de esos programas de televisión inolvidables. Pero no era el único, junto a esta, otras producciones de le época también te traerán gratos recuerdos: ‘Un hogar casi perfecto’, ‘Las tortugas ninjas’ o ‘Le temes a la oscuridad’, por ejemplo.

De hecho, algunas de esas producciones causaron tanto impacto en el público que han decidido hacer adaptaciones de ellas 20 años o más después de su estreno. La razón, es la misma que hace que leas esta nota: “la nostalgia”. Así lo explica Juan Fernando Yepez que es representante de la empresa Doragon especializada en series de animación y televisión, “las series basan mucho de su éxito en la nostalgia, entonces son películas que aprovechan series que tuvieron gran impacto dentro de la cultura, para presentar eso a los nuevos lectores”, asegura Yepez.

Ahora, si eres un poco más grande, es decir naciste a principios de los noventa, recordarás algunos programas de televisión un poco más ‘actuales’: ‘Sabrina’, ‘Los Rugrats’, ‘Futurama’ o ‘Los animaniacs’, por ejemplo, pues te contamos que esas series están empezando a ser clásicos. Aquí unos datos que lo comprueban: en septiembre de este 2016 se cumplirán 20 años desde el estreno de 'Sabrina', si los personajes de los Rugrats hubiesen sido reales ya habrían superado los 25 años y Los Animaniacs se estrenaron hace 23.

Cómo han pasado los años ¿verdad? Bueno, pero dejemos la nostalgia por los tiempos que ya fueron y recordemos ciertos objetos que nos hicieron felices en aquellas épocas. ¿Recuerdas los tamagotchis? Esos juguetes virtuales que debías limpiar, darles de comer y te enseñaban cómo se debe cuidar una mascota. Probablemente tuviste que reiniciarlos más de una vez.

En esos mismos años, Coca Cola decidió crear una promoción que enloquecía a los niños, con las tapas premiadas de la gaseosa podías coleccionar unos pequeños juguetes de plástico y de colores llamados Hielocos, muchos niños juntaron estos juguetes y cambiaron los que tenían repetidos en el recreo. Ese mismo proceso se utilizaba con los tazos, objetos redondos plásticos y con las imágenes de tus personajes favoritos de televisión.

Todas estas series y objetos puede que te hayan hecho pensar que ‘todo tiempo pasado fue mejor’, pero no te preocupes que por lo menos tienes la satisfacción de haber jugado con alguno de estos artículos del recuerdo o haber pasado horas viendo tu programa de televisión favorito. Probablemente, al leer esta nota volviste a sentir que eras un niño y eso es lo que cuenta, así que ¡feliz día del niño!