El Proyecto Punto y Coma (Project semicolon) se vale del símbolo calificado como minimalista para dar a personas que pasan por problemas de adicción a las drogas y tentativas de suicidio una esperanza. Foto: Facebook/ Project Semicolon Inc.

El Proyecto Punto y Coma (Project semicolon) se vale del símbolo calificado como minimalista para dar a personas que pasan por problemas de adicción a las drogas y tentativas de suicidio una esperanza. Foto: Facebook/ Project Semicolon Inc.

#Retroviral

Un nuevo tatuaje está de moda pero… ¿sabes qué significa?

Carla Sandoval
Redactora (I)

La depresión, la adicción a las drogas, la autoflagelación y los pensamientos suicidas son una especie de túnel lleno de oscuridad. Con esas palabras Amy Bleuel identifica un periodo de su vida al que está dispuesta a no volver. A sus 26 años fundó una iniciativa con la que esperaba ayudar a las personas a encontrar esa luz, así nació Project Semicolon (Proyecto punto y coma).

Corría el año 2013 cuando a las redes sociales llegaron gráficas con un sencillo mensaje que buscaba que varias personas se junten el 16 de abril ese año y se dibujen un símbolo de punto y coma en su muñeca “para decir que tu historia continúa y mostrar apoyo”, cuenta Bleuel.

¿Por qué un punto y una coma? Bluel asegura que eligió el símbolo porque en la literatura es usado cuando el autor decide no finalizar una oración. “Tú eres el autor de esa oración que es tu vida y decides continuarla. Pienso que es un símbolo elegante pero poderoso para empoderar a la gente”. Es así como detrás de un símbolo tan sencillo se esconde un mensaje que habla, entre otras cosas, de tentativas de suicidio.

Dos años después de que la iniciativa tomó fuerza, en las redes sociales los usuarios continúan compartiendo imágenes de sus tatuajes con el símbolo. Aquí en Ecuador, según el artista de tatuajes Paúl Aramayo, llegó en el 2015. Él dice que pese a que varias personas han decidido grabarse el punto y coma en la piel por moda, hay otros que sí saben lo que significa y qué implica tener uno.

Más allá de contar su historia, Bleuel busca también con este proyecto rendir homenaje a su padre, quien se suicidó cuando ella tenía 18 años. Quiso contar cómo lo perdió y evitar que otras familias deban atravesar por lo mismo. Es así como recuerda historias de padres e hijos que se han sentido empoderados por la iniciativa y encuentran en ella esa luz que busca transmitir.

Al realizarse este tatuaje, cuenta la fundadora de este proyecto, los hijos les dicen a los padres que dejarán de autoflagelarse. “La gente sale de drogas, deja de lastimarse y deciden continuar con su vida a pesar del dolor que esta pueda significar. Yo he visto cómo adquieren esperanza y dicen ‘puedo salir adelante’”.

El proyecto ha tomado fuerza en países como: México, Canadá, Asia, Australia, Irlanda, Reino Unido. Bleuel por su parte asegura que está en todo el mundo. Sin embargo, espera desarrollarlo con mayor profundidad en el futuro para que no quede solo en un tatuaje que con el tiempo podría pasar de moda. Esperan llegar a conferencias en colegios y universidades y al mismo tiempo hacer donaciones a otras entidades que tratan esta problemática social.

Esto la emociona mucho, “no puedo poner en palabras cómo eso me hace sentir. Me dieron la oportunidad de ayudar a tanta gente, de tener un efecto positivo en sus vidas y ayudarles a cambiar sus historias, a reescribirlas y continuarlas”. Esto pese a que no ha conocido a gran parte de las personas, ella quien de jugó con la muerte de cerca asegura que está en este mundo actualmente para empoderar a quienes se sienten como ella se sintió.