La droga estaba en un depósito judicial de Pilar

La droga estaba en un depósito judicial de Pilar, en Argentina. Foto: Tomada de Infobae

#viral

Policías argentinos culparon a 'ratas adictas' por la desaparición de media tonelada de marihuana

Infobae - Red de noticias Albavisión

El juez federal Adrián González Charvay, de Campana en Argentina, llamó a indagatoria a un grupo de policías bonaerenses debido a la desaparición de más de media tonelada de marihuana que estaba secuestrada en un depósito judicial de la localidad de Pilar. Los uniformados alegaron que la droga fue "comida por ratones".

La investigación comenzó en abril de 2017, luego de una denuncia del comisario Emilio Portero, quien había relevado a Javier Specia al frente a la Delegación Departamental de Pilar.

Antes del traspaso, Specia le había dejado un inventario con todo lo que estaba a resguardo de la departamental. Sin embargo, Portero notó que había una diferencia entre la cantidad de droga incautada y la que efectivamente había en el depósito, por lo que notificó a la División de Asuntos Internos, que se presentó ante la Justicia Federal.

Los ratones

Finalmente, el juez Charvay ordenó a Gendarmería nacional que allanara el galpón para corroborar cuánta droga había. El operativo arrojó que había 5 460 kilos, es decir, 540 kilos menos que lo que figuraba en el acta de traspaso.

El magistrado citó a declarar tanto a Specia como a Schefer y a un tercer comisario, Julio César Torres, y los tres dieron la misma explicación: la marihuana fue consumida por los ratones que merodean el depósito.

El argumento fue derribado por las pericias por dos cuestiones. Primero: la marihuana estaba completamente seca. Segunda: muchos ratones habrían muerto y sus cadáveres deberían haber sido hallados en el depósito. A los investigadores les llamó la atención, además, la similitud de los testimonios.

Indagatoria

Frente a ello, el juez finalmente comunicó a Asuntos Internos que cuatro uniformados serán citados a indagatoria: los comisarios Emilio Portero y Javier Specia y los oficiales Emiliano Rodríguez y Martín Torres.

No obstante, el juez le pide al Ministerio de Seguridad Bonaerense que, por el momento, no suspendan a los policías señalados, al menos hasta que sean indagados el 4 de mayo de 2018.