El hombre habría recibido 100 pizzas de diferentes sitios en su oficina

El hombre habría recibido 100 pizzas de diferentes sitios en su oficina. Foto: Pixabay

#Viral

Las misteriosas pizzas que llegan gratis a un hombre se vuelven una pesadilla

Redacción Afull

Desde hace dos semanas el teléfono de Guido Grolle no ha parado de sonar. Locales de pizza lo llaman para avisarle que su pedido está en camino. El curioso caso se registra en Dortmund, Alemania. Allí, varias veces al día un repartidor llega a su oficina para entregarle el famoso producto italiano y, por millonésima vez, les dice que él no ha realizado ningún pedido.

El abogado de Grolle, Nuhr Rachrichten, en una entrevista al portal Vice publicada el 19 de febrero del 2018, menciona que su cliente ha recibido más de 100 pizzas de diferentes sitios en su lugar de trabajo sin motivo alguno.

Para muchas personas es un sueño recibir pizzas sin pagar ni un solo centavo, sin embargo Grolle considera que esta situación se ha convertido en un verdadero infierno. “Es exasperante, a duras penas se puede trabajar”, se quejó el hombre con su abogado.

No se sabe si fue una broma, un cliente insatisfecho o algún acosador amante del tradicional plato italiano. El caso es que la situación obligó a Grolle a instalar un sistema de seguridad para proteger sus datos y filtrar su correo. Pese a ello, las pizzas continuaban llegando, afirmó Rachrichten. Lo insólito es que ahora no solo llega ese producto, pues los repartidores le han entregado comida griega y sushi, señaló el abogado.

Los reiterados pedidos levantaron también las sospechas de los dueños de los locales y repartidores de comida pues recibían 15 órdenes de Grolle cada media hora, semana tras semana. Ahora ellos lo llaman para verificar esas supuestas solicitudes, antes de pasar por su oficina.

Las llamadas telefónicas han generado una nueva molestia para Grolle. El oficinista alemán llamó a la policía local para que investigara este caso de extraños pedidos no solicitados.

Aun así, Grolle podría ser la única persona en el mundo que se moleste por recibir comida gratis. Después de todo se puede recibir cosas más extrañas y sin invitación.