Muchos perros emiten aullidos que pueden sonar como palabras. Sin embargo, esto no es más que una coincidencia.

Muchos perros emiten aullidos que pueden sonar como palabras. Sin embargo, esto no es más que una coincidencia.

#lachistosa

Mi perro… ¿Me está hablando?

Carla Sandoval
Redactora (I)

Quizás has escuchado a tu mascota diciendo “agua”, “mamá” o “te amo”. En la web hay cientos de clips que muestran a perros y gatos vocalizando palabras en lo que parecen ser idiomas que los seres humanos pueden entender y aunque parezca que esos animales son súper inteligentes, la verdad es que no hay estudios que demuestren que puedan vocalizar palabras.

Si crees que has escuchado a tu perro diciendo algo en español, es quizás una cuestión de percepción. Así lo afirma el etólogo Mauricio Dávila quien asegura que algunas razas tienen un aullido que puede asemejarse a una vocalizción, pero no lo es.

Tampoco te emociones, ni tú hablas en ‘perro’ ni tu perro habla en ‘humano’. Es posible que - al igual que un adolescente- escuches únicamente lo que quieres oír. O, tal vez, molestaste tanto a tu mascota para que remita algo que esta termina emitiendo sonidos que pueden parecer palabras, pero no lo son.

Esto sucede con Mishka, una perra de raza husky siberiano que es toda una celebridad en YouTube por sus videos en los que ‘habla’. En su canal en el portal tiene más de 689 000 suscriptores que disfrutan escucharla pedir una galleta o tostadas francesas.

La gran mayoría de sus videos son subtitulados. Esto contribuye a que los humanos puedan entender lo que ella está diciendo, pero Mishka- para decepción de muchos- no puede hablar. Si se escucha con cuidado y sin subtítulos, lo único que la perra hace es aullar.

En uno de sus clips parece que la perra está comunicando distintos ‘sentimientos’ como “¿por qué no me dejas en paz?” O “quiero a mi mami”. Esas frases son claras y pueden tener un sentido, sin embargo, hay otras como “te amo, pero quiero mi nombre” que no lo tienen.

Video: YouTube, cuenta: gardea23

Por lo tanto, Mishka y otros perros y gatos (no hay que olvidar a los gatos) que pueden ‘hablar’ en realidad no pueden. Según explica Gabriel Carrión, comportamentalista canino, los animales no asocian las palabras con alguna figura. Las frases no tienen significado alguno para ellos y por eso no puede considerarse a esto como comunicación.

Es posible que los aullidos suenen como vocalizaciones, pero no hay investigaciones concretas que demuestren que el perro lo haga de forma consciente. Para Carrión “somos nosotros los que le damos un entendimiento a ese ladrido”. Los perros pueden emitir ruidos que pueden entenderse como palabras humanas “pero esto no pasa de ser una coincidencia”, afirma.

Él recuerda el caso de un perro que decía ‘mamá’, cuenta “lo íbamos a llevar a televisión, porque decía exactamente la palabra, pero no relacionaba a su mamá humana- menos a su mamá canina- con esa palabra, sino que en sus balbuceos se la escuchaba". 

No temas, tu mascota no es incomprendida. Los animales tienen una forma de comunicación ‘no verbal’. En cierta forma ‘hablan’ con sus colas, sus orejas y sus ojos. Carrión expresa que “se ha comprobado que los perros pueden distinguir sentimientos y formas y lo hacen de forma parecida a los seres humanos.

En el 2014 un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Budapest y publicado en la revista Current Biology demostró con imágenes que los cerebros de los perros y las personas tienen áreas similares que son sensibles a las voces y sonidos. Es decir, si le gritan con ira a un perro, él sabrá que estás enojado y podrá reconocer e interpretar ese sonido a su manera.

Carrión asegura que para las personas no expertas en comportamiento canino es bastante difícil distinguir qué es exactamente lo que quieren decir los animales. El experto cree que para perfeccionar este entendimiento se necesitan años de práctica.