Cuando el ecuatoriano toma un avión, la inocencia y la tradición salen a flote. Foto: Ingimage.

Cuando el ecuatoriano toma un avión, la inocencia y la tradición salen a flote. Foto: Ingimage.

#LACHISTOSA

Estimados pasajeros, ¿de quién son estos cangrejos?

Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

El Ecuador es un país pequeño y fácil de recorrer en auto. Así que el ecuatoriano no es un gran fanático de las aerolíneas cuando de transporte interno se trata. Pero al tomar un avión, la inocencia y la tradición salen a flote.

Sofía Fierro -encargada de ventas de Metropolitan Touring-, Hernán López -piloto comercial-, y Andrea Cartagena -tripulante de cabina- contaron algunas de las curiosidades que suelen ocurrir cuando los pasajeros ecuatorianos deciden montar un avión.

Geografía

¿Cómo llegar en carro a las Galápagos? Cuánto tiempo se hace por el puente de Guayaquil hacia las Islas Galápagos? ¿Se puede tomar barco desde el puerto de la ciudad de Quito?: Son algunas preguntas que ha recibido Fierro.

Gastronomía

Los cuyes congelados y los granos ya no les sorprenden a las personas que trabajan en los aeropuertos locales. Pero, ¿cangrejos vivos en un vuelo a EE.UU.? o ¿conchas camino a Europa? Lamentablemente, este tipo de cargamento está prohibido.

Maletas

El equipaje de mano es la debilidad de los ecuatorianos. Algunas personas llegan con bolsas, regalos y la maleta de mano, pero tantas cosas no entran en los compartimientos, entonces los tripulantes proceden a retirarles el equipaje. “¡No, ahí están las joyas!”, es una de las frases que usan de argumento.

‘Lonchera’

“Cuando los colonos de las Islas Galápagos están regresando desde el continente, llevan sí o sí KFC”, contó Cartagena.

En la cabina hace calor

Hace poco, según contó Fierro, un pasajero abrió la ventana del avión. Esperen, no hay ventanas en los aviones. ¡Era la puerta de emergencia! El tobogán de emergencia se desenrolló y el vuelo tuvo que ser cancelado.

Turbulencia


Para pasar el susto causado por la turbulencia, qué mejor que fingir que uno se divierte como si estuviera en una montaña rusa. Pero si ya es muy fuerte, hasta los ateos se convierten al cristianismo. López contó que una vez, cruzando el Atlántico, la turbulencia fue tal, que todos los pasajeros se tomaron de la mano para rezar el rosario, sí, hasta los más rebeldes.

#EcuatorianoCucharaBrava

Cuando el avión se retrasa, el ecuatoriano puede soportar el arribo tardío a su destino, pero que le fallen con la comida no se lo aguanta y no dudan en exigir a la aerolínea la comida correspondiente.

Aterrizaje

Un viaje a la ecuatoriana no finaliza sin los aplausos de los pasajeros cuando el avión aterriza. López comentó que esto es común en otros países de Latinoamérica y que se intensifican cuando el vuelo fue difícil.