#Lachistosa

Los intentos de un padre por emular a su hija gimnasta 

Tiene 41 años y un físico no muy privilegiado. Sin embargo, Ash Mills se anima a hacer cosas propias de un gimnasta muy entrenado. Claro que el resultado está muy lejos de eso.

"Sólo me lastimé en serio una vez. Salté de un trampolín para dar una vuelta en el aire y me golpeé con el borde. Eso sí que dolió. Después, casi siempre he tenido suerte. Si me caigo, sólo me levanto y sigo", contó.

Su hija Alex, de 9 años, empezó a hacer gimnasia a los 6. Hoy su destreza es sorprendente, pero al principio le costaba y no se tenía confianza. Su padre comenzó a entrenar junto a ella para darle ánimos.

Al darse cuenta de lo divertido que era verlo hacer el ridículo tantas veces, y hacer algunas cosas admirables para alguien de su edad, se les ocurrió filmarse y difundirlo por las redes sociales. Así crearon la página de Instagram My Gym Dad (mi padre gimnasta).

"La mayor parte del tiempo no estamos pensando si otras personas nos miran. Si alguien nos dijera cosas desagradables, probablemente no le daríamos importancia, pero los comentarios son casi siempre positivos y agradables de leer", dijo.