Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic, integrantes de Nirvana, en una de las imágenes para promocionar 'Nevermind'. Foto: Modern Rocks Gallery

Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic, integrantes de Nirvana, en una de las imágenes para promocionar 'Nevermind'. Foto: Modern Rocks Gallery

#Recorderis

'Nevermind' llevó a los miembros de Nirvana al agua

Redacción Afull

Quien no asocia al bebé buceando en una piscina intentando atrapar un billete de un dólar con Nirvana sabe poco de rock y mucho menos de grunge. ‘Nevermind’, el disco que luce esta imagen en su portada y que popularizó el género alternativo en la década de los 90, entra nuevamente en escena gracias a unas imágenes inéditas, y bastante curiosas, que circularon en mayo en la red.

En las fotografías no es precisamente el bebé el que nada en la piscina, sino los integrantes de la banda estadounidense- Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic-, con instrumentos incluidos en algunas instantáneas. Y para alegría de los fanáticos del grupo las imágenes están a la venta (a un no tan módico precio) y algunas serán expuestas en la galería Modern Rocks en Austin, Texas.

Aprovechando la salida a la luz de este pedazo perdido de la historia del rock por qué no rebobinar y recordar algunos detalles del pasado del icónico álbum. Primero lo primero, el fotógrafo a cargo de la hazaña se llama Kirk Weddle y es considerado uno de los mejores en fotografía acuática de la industria. Aunque desde el principio no fue la primera opción de la banda.

La portada es tan icónica que incluso hay una parodia que involucra a uno d e los integrantes de los Simpson.

La portada es tan icónica que incluso hay una parodia que involucra a uno d e los integrantes de los Simpson.

La idea surgió después que Kurt y Dave vieron un programa de televisión sobre nacimientos bajo el agua y Cobain se lo mencionó a Robert Fisher, director artísitco de la discográfica DGC Records. Fisher se ‘embarcó’ entonces en la búsqueda de imágenes de stock de partos acuáticos, pero todas resultaban ser muy gráficas o muy impactantes para la compañía que producía el disco. Es en este momento cuando contactan a Weddle.

El fotógrafo contó- según se registra en un artículo de The Huffington Post- que necesitó apenas tres tomas para dar con el arte final, el que finalmente se usó para el álbum. La sesión tuvo lugar en una piscina pública de Pasadena y Weddle tuvo que convencer a su amigo Rick Elden para que su hijo Spencer fuera el protagonista. En ese entonces el niño tenía cuatro meses.

Portada de 'Nevermind' de Nirvana. Foto: Geffen/DGC Records

Portada de 'Nevermind' de Nirvana. Foto: Geffen/DGC Records

Para hacer las tomas tuvieron que hundir al bebé en el agua dos veces solo dos veces, en presencia de su mamá, que se encontraba al lado izquierdo del fotógrafo. “Fue una chiripa”, dijo Weddle al medio británico. Se eligieron cinco imágenes finalistas y luego entre estas se seleccionó una. La toma original no incluía ni el gancho ni el billete, el departamento de arte de la discográfica añadió estos elementos después. Esa fue la primera portada para un disco de música que hacía Weddle y bastó para, como se suele decir, ‘hacer historia’.

Antes de decidirse por la imagen final existieron algunos inconvenientes, porque en el fotograma se mostraban claramente los genitales del bebé. DGC Records preparó una portada alternativa sin el pene del niño para pesar de Kurt, aunque luego terminaron cediendo. Esto porque Cobain dijo que aceptaría la única modificación que aceptaría sería colocar un ‘sticker’ que cubriese los genitales con la leyenda: “Si esto te ofende es que eres un pedófilo encubierto”. Es lo que expresa Charles Cross en su libro ‘Nevermind: Nirvana’ de la serie Classic Rock Albums.

Por ‘prestar’ a su hijo para la famosa tapa Rick Elden recibió USD 200 y después de la sesión se fueron a comer tacos, así lo relata el propio Spencer en un artículo de The Guardian. Al crecer se convirtió en un artista y gracias a su colaboración en ‘Nevermind’ tuvo la oportunidad de trabajar por cinco años junto al reconocido artista contemporáneo, Shepard Fairey. En 2001 el joven rehizo la portada para la revista Rolling Stone en 2001, al celebrarse los 10 años de su lanzamiento y lo volvió a hacer en el 2008, solo que estas veces usó un traje de baño.

Pero Elden no fue el único fotografiado para ‘Nevermind’. Weddle realizó algunas tomas bajo el agua de otro bebé (una niña) y meses después de los músicos de la banda. Y estas últimas son precisamente las que circularon en Internet recientemente.

Un mes después del lanzamiento del segundo disco de Nirvana al fotógrafo le encargaron hacer más instantáneas para promocionar el nuevo material. Y a él no se le ocurrió mejor idea que poner a Kurt, Dave y Krist a imitar al bebé de la portada.

El día anterior al elegido para las tomas, Nirvana había tenido un show que se extendió hasta altas horas de la noche. El lugar elegido fue una piscina en Los Ángeles y tenían que presentarse puntuales a las 10:00. En resumen, ninguno estaba de humor para la sesión fotográfica y el inusual clima frío de esa mañana tampoco ayudaba. Además, Cobain “no era un hombre agua para nada” recuerda Leedle en el sitio web de Modern Rocks Gallery.

De todas formas se las arregló para captar cerca de 200 instantáneas, las cuales permanecieron durante mucho tiempo desorganizadas en su clóset. “Eran buenas imágenes, con un buen concepto y bien ejecutadas”, dijo en la entrevista para The Huffington Post. Entre la colección única hay incluso unas que muestran a Kurt tomando una siesta, vencido por ajetreo al que se somete toda gran estrella de rock.

Aunque algunos de los fotogramas han estado disponibles en Internet hace tiempo, otros no. No obstante es la primera vez que están a la venta. En todo caso, queda claro que es una colección única ya que hay solo disponibles 50 unidades de cada tipo.