La formación política centró muchas de sus campañas en la oposición a la "islamización" del país debido a la inmigración. Arthur Wagner argumentó "motivos personales" detrás de su decisión

La formación política centró muchas de sus campañas en la oposición a la "islamización" del país debido a la inmigración. Arthur Wagner argumentó "motivos personales" detrás de su decisión. Foto: Tomada de Infobae

#camisetazo

Un líder regional nacionalista alemán se convirtió al Islam y abandonó el partido

Infobae - Red de Noticias Albavisión (I)

Alemania está conmovida esta semana después de que un veterano miembro del partido nacionalista Alternativa por Alemania renunció a su cargo de líder regional tras convertirse al Islam.

El partido, conocido por su acrónimo alemán AfD, ha hecho campaña contra lo que considera la "islamización" de Alemania debido a la inmigración y a una tasa de natalidad más alta entre la población musulmana del país.

Un vocero de la rama del AfD en el estado oriental de Brandeburgo confirmó el miércoles 24 de enero de 2017 que Arthur Wagner había dejado la junta regional del partido dos semanas antes debido a "motivos personales". El partido no supo de la conversión de Wagner hasta después de su renuncia, indicó en un correo electrónico el portavoz Daniel Friese.

Por su parte, consultado por medios locales, Wagner apenas respondió que se trataba de "un asunto privado". Wagner, que se unió a AfD poco después de su fundación en 2013, colaboró en el pasado con un grupo de asistencia a refugiados, según publicó el miércoles el diario berlinés Tagesspiegel.

El AfD hizo campaña contra los refugiados y los migrantes, y fue noticia historia cuando ganó el 12,6% de los votos en las elecciones federales de septiembre de 2017, ingresando al Bundestag por primera vez. Por ese motivo, la noticia sobre la conversión de Wagner despertó todo tipo de bromas y suspicacias en las redes sociales, en donde se habló de "ironía".

El AfD ha negado durante mucho tiempo las acusaciones de que es islamofóbico. Originalmente fundado en 2013 como un partido euroescéptico, rápidamente tomó la delantera como la voz más agresiva contra los refugiados en el país, al tiempo que casi un millón de solicitantes de asilo llegó a Alemania en el año 2015.

En el primer proyecto de ley del partido desde su éxito electoral en septiembre, el AfD propuso enmendar la Ley de Residencia de Alemania prohibiendo a los refugiados traer a sus familiares desde los países de origen.

A principios de este mes, Beatrix von Storch, la líder adjunta del AfD, fue bloqueada de Facebook y Twitter por publicar comentarios islamofóbos criticando a la policía por publicaciones en idioma árabe en la víspera de Año Nuevo.

La política escribió: "¿Qué demonios está pasando en este país? ¿Por qué un sitio oficial de la policía está twitteando en árabe? ¿Crees que es para apaciguar a las hordas bárbaras de musulmanes que violan en pandillas?".

El partido también intentó prohibir la construcción de mezquitas en Alemania. En marzo de 2016, la filial de Bavaria publicó una declaración de política que pedía el fin de la "construcción y operación" de mezquitas en la región, informó Deutsche Welle en ese momento.

El aumento de la retórica antimusulmana también ha coincidido con un aumento en la violencia contra los solicitantes de asilo. El Ministerio del Interior alemán documentó 3 533 ataques contra refugiados y sus alojamientos, casi 10 por día, en 2016.