Los Xennials nacieron entre el año 1977 y 1983, son la microsegmentación compacta que surge entre la generación X y los millennials. Muchos de ellos pertenecen a la subcultura llamada 'hipster'

Los Xennials nacieron entre el año 1977 y 1983, son la microsegmentación compacta que surge entre la generación X y los millennials. Muchos de ellos pertenecen a la subcultura llamada 'hipster'. Foto: Wikicommons

#paraquecaches

Cómo son los nacidos entre 1977 y 1983, la última generación sin Internet

Infobae - Red de Noticias Albavisión. (I)

Los Xennials apenas conocieron la vida analógica. Lograron su madurez en tiempos digitales. Nacidos entre el año 1977 y 1983 son la microsegmentación compacta que surge entre la generación X y los millennials. Pudieron convivir con los discos de larga duración, los cassettes, los CDs, incluso con el teléfono con disco y a pulsos. Sus primeras citas fueron anteriores al Facebook, Tinder o Instagram, y saben de qué se trataba llamar para una conquista y que no se frustre si atendía uno de los padres.

La primera mención a esta generación, que comienza con la letra X y toma el final de la palabra millennials, surge de una artículo publicado en el sitio Good en septiembre de 2014, donde se la define como un verdadero grupo etario bisagra o puente entre la generación X – personas de 41 a 55 años aproximadamente – y los millennials – jóvenes de 20 a 34 años- . No obstante, el término es creado por Dan Woodman, profesor de Sociología en la Universidad de Melbourne, quien los define como una mezcla entre "pesimistas y optimistas", tomando un poco de cada una de las características principales de las generaciones que están entre sus fronteras.

Sin embargo, la atención no llega desde el punto de vista de sus habilidades exclusivamente, sino de sus gustos e inclinaciones de consumo. Aunque hasta ahora la generación millennial ha sido el principal desafío de los estudios de marcas, en los últimos meses se ha comenzado a descubrir los hábitos de compra de los xennials. Según datos de un estudio europeo de Vente-Privee, este universo de personas de entre los 35 y 40 años realiza una inversión mensual por internet de 197 euros (USD 244), con una media de 74 euros (USD 91,82) por compra, siendo la segunda más alta entre las distintas generaciones, después de los famosos millennials.

Además, muchos análisis empiezan a considerarla como parte de una nueva generación política, terreno que estuvo durante décadas controlado por los baby boomers, o aquellos comprendidos entre los años 1946 y 1964 aproximadamente. La dualidad analógica y digital les permite tener cierta flexibilidad frente al impacto tecnológico. En un mundo donde además han tenido que acceder a trabajos en momentos de crisis, adquieren mayor conciencia de los problemas estructurales que existen para superar. Por eso la tipifican como una generación que corre con ventajas.

¿Están considerados entre las organizaciones y empresas?

En diálogo con Infobae, Andrés Hatum, doctor en Management en la Universidad de Warwick de Inglaterra y actual profesor en la Escuela de Negocios en la Universidad Torcuato Di Tella, destacó que esta generación intermedia "no está considerada directamente entre las empresas". Además agregó que "hay grandes temas generacionales pero los híbridos como esta segmentación no esta considerada".

Al explicar el impacto de los estudios acerca de los distintos universos etarios entre las organizaciones, Hatum resaltó que las empresas se mueven de manera reactiva frente a los cambios. "Hoy se están poniendo las pilas y viendo cómo trabajar el overlapping generacional".

Para el consultor, lo que importa sigue siendo lo referido a las características humanas y de comportamiento de las personas y las experiencias para las posiciones. Y es muy trascendente comprender qué quiere una organización en los próximos 5 años. "Hay que buscar gente con competencias para el mediano plazo y no tan sólo para el corto. Sean xennials o centennials, dará igual"

También destacó ciertas habilidades que se distinguen entre los jóvenes de 35 a 40 años. "Pueden llegar a mirar a los Y como competidores. Les gusta la flexibilidad de los Y pero tienen la competitividad de los X", y terminó con una recomendación: "Los xennials deben llevarse bien con los Y o se los van a llevar puestos".

Marcando el consumo: ¿líder o prosumer?

De acuerdo a un trabajo realizado por la compañía Rappi, la aplicación móvil de pedidos online, la audiencia que va de los 35 a 40 años gasta un 30% más en promedio que otros grupos, aunque sea en una menor o igual cantidad de órdenes de compras.

Según Fabián Gómez, director de Expansión de Rappi, "esta población tiene en la región un promedio de 6 pedidos al mes, de unos 16 dólares aproximados por orden, lo que significa unos 100 dólares mensuales". Esto los ubica muy por encima de otros segmentos de consumo, como son la generación X y claramente los baby boomers. Sin embargo, siguen siendo los millennials aquellos que lideran el ranking, aunque especialmente por cantidad más que por la calidad de sus pedidos.

Servicios como esta plataforma nacen de los drivers principales de estas generaciones, las cuales ponderan el tiempo como su mayor activo. Además, adaptados a la era digital, el marketing los identifica como "prosumers", esa combinación que surge de productor y consumidor . Para los estudios de consumo, hoy empieza a valer aquella persona que, además de adquirir o contratar un producto o servicio, genera contenido sobre él, sin importar si es negativo o positivo. Este contenido puede ir desde una opinión, a subir un video que luego puede ser un tutorial, convirtiéndolos en una especie de líder en tendencia de consumo.

Dueños de una subcultura

Pero como toda segmentación, los "recientes adultos" tienen su propia frontera en la forma en que la moda los identifica. Según las expresiones que dejan reflejadas a partir de sus consumos, los xennials tienen un estilo que se entremezcla entre las generaciones. Se sienten a gusto con el uso del jean o vaqueros gastados, junto a unos pantalones negros, indican los muestreos. Además, son quienes entienden que alcanza con ciertos "básicos" para vivir.

Para muchos son los 'hipsters', una especie de subcultura que busca alejarse de las corrientes predominantes y opta por estilos de vida despojados. Otros factores que los identifican son la música indie, apego por el vintage y looks algo retro.

Como microgeneración para el marketing son un producto de la 'smalldata'. El concepto de millennials es demasiado amplio y era necesario un recorte de este grupo etario, dado que incluía tanto adolescentes como adultos.

Facundo Sosa, Brand Content Manager de OLX LATAM, afirmó que "pueden cometerse errores cuando se generaliza y trata a un grupo de personas como si tuvieran los mismos valores y costumbres"

"Al representar una bisagra entre dos épocas totalmente distintas se entiende mejor cómo son los precursores en temas como la igualdad de género o los derechos de las parejas del mismo sexo, por lo cual las estrategias de marketing orientadas a este segmento demográfico siempre tienen que tener un foco más social, ya que no es un público tan consumista, como lo es humanista", analizó.

Sin embargo, también está la critica de aquellos que cuestionan la necesidad de etiquetar a grupos etarios, ya que ninguna generación puede tener tanta uniformidad, por mucho que el consumo insista en rotularlos. De hecho, el mismo Dan Woodman concluye que "cada generación se solapará con la anterior y la posterior, y no son radicalmente ajenas las unas de las otras".