Los artistas no necesitan estar afiliados a una disquera para poder publicar su música en sitios de streaming. Foto: pexels.

Los artistas no necesitan estar afiliados a una disquera para poder publicar su música en sitios de streaming. Foto: pexels.

#dedóndesalió

¿Cómo llega la música a los reproductores digitales?

David Landeta
Redactor (I)

Alguna vez abriste Spotify o Apple Music y estabas listo para escuchar una canción de tu artista favorito, pusiste su nombre en el buscador y de repente te llevaste la desagradable sorpresa de que la pieza que buscabas no estaba dentro de tu reproductor de música online. Si alguna vez viviste una situación parecida, seguramente la pregunta que llegó a tu mente ¿Qué debe hacer un músico para que sus canciones lleguen a este tipo de herramientas tecnológicas? A continuación, contestamos tu interrogante.


Antes de hablar de la manera de subir tu música a Spotify o Apple Music, si eres un músico; o aclarar tus dudas sobre cómo llegaron tus canciones preferidas a estos sistemas de reproducción. Es necesario aclarar que son este tipo de plataformas. Pues bien, tanto Spotify como Apple Music son reproductores digitales de música, es decir como los programas que ya vienen preinstalados en tu computadora – Windows Media Player, si tienes el sistema operativo Windows, o ITunes, si utilizas Mac –.

La gran diferencia con los programas de reproducción tradicionales, es que estos sistemas de ‘streaming’ tienen una biblioteca enorme y muy variada, que está alojada en un servidor en Internet, eso significa que no ocupan espacio en la memoria de tu equipo y no se reducen al número de canciones o artista que te hayas descargado en tu computadora.

Y ¿cómo llega la música a estos espacios digitales?

Para conseguir que tus canciones suenen en estos sistemas es necesario tener un agregador, así lo confirma Carlos Terán, de la productora Estudio Center. Existen distribuidores oficiales que se encargan de mediar entre los artistas y las empresas que venden o transmiten música por Internet, estas compañías mediadoras son: Tunecore y CD Baby.

Terán afirma que existen dos diferencias entre las dos compañías, en el caso de Tune Core cobra una tarifa anual por cada disco o single que subes a la web y ganas el 100% de la venta y las reproducciones, en el caso de CD Baby ellos no tienen una tarifa anual y cobran un porcentaje por la venta de cada canción.

La información disponible en el portal web de Spotify, afirma que: “Es importante para nosotros (Spotify) tener música de artistas independientes así que trabajamos con agregadores de artistas”, además el sitio confirma que no es necesario, para los músicos, tener contratos con grandes disqueras si el artista produce su contenido de manera independiente también puede sonar en la plataforma solo se necesita contactar con las empresas intermediarias.

Pero ¿es una buena idea para los músicos estar dentro de Spotify?

Seguramente si le haces esta pregunta a la cantante de pop Taylor Swift, ella te dirá que no. En 2015 la artista decidió retirar toda su música de la plataforma web, por discrepancias con el monto que recibía por su trabajo musical, según Taylor solo habría recibido USD 500 000 por su música en 2014, por su parte Daniel Ek, CEO de la empresa aseguró que el pago había sido de USD 6 millones.

Más allá de este drama entre la cantante pop y la empresa, en realidad ¿cuánto gana un artista porque su música suene en Spotify? Según Terán, por cada 1000 reproducciones de una canción los artistas reciben USD 7. Por eso asegura que una plataforma de este estilo no es muy funcional para que artistas poco conocidos muestren sus productos por primera vez, es mejor dar a conocer a los músicos con estrategias de marketing musical, afirma Terán.

El tiempo cambió, en el siglo XXI tener los discos de forma física – con sus cajas, portadas y cancioneros – se volvió casi un hobbie. Por eso, cada vez es más común que se usen espacios web como Spotify o Apple Music para escuchar música y ahí está la clave por que muchos artistas prefieren utilizar este tipo de espacios para que sus audiencias escuchen su música y también para que se las descarguen.

Además, escuchar música de uno de tus artistas favoritos en estas plataformas también es una manera de apoyarlos, “cada vez que una canción suena, alguien está siendo pagado”, concluye Carlos Terán.