Listo para entrar en accción. Foto: Joffre Flores

No hay una fórmula exacta que explique por qué los mosquitos pican a algunas personas y a otras no. Foto: Archivo EL COMERCIO

#ORGÁNICA

¿Eres apetecible para los mosquitos?

Redacción Afull

Un mosquito decidió deleitarse con tu piel y picarte sin más. No te sientas halagado, te prefirió picar porque simplemente te cruzaste en su camino.

No hay una fórmula exacta que explique el porqué unos mosquitos pican más a unas personas que a otras. El biólogo Renato León dice que hay ciertos patrones que, aunque no son definitivos, hacen que los mosquitos prefieran picarte, pero Cristina Moreno, infectóloga, apoya que el mejor remedio es la prevención.

Lo que sí es cierto es que hay mosquitos que pican en la noche y otros que pican en el día. Los mosquitos de la noche prefieren hacerlo a partir de las 18:00, como lo dice Renato León; quien asegura que estos insectos salen o muy en la mañana o cuando todavía hay luz en el cielo.

Hay varios estudios que afirman que la genética es la culpable. La revista Plos ONE reveló en un estudio que la genética sería un factor determinante en la elección de los mosquitos para picarnos. En la investigación expusieron a 39 parejas de gemelos a mosquitos para comprobar si su genética influía o no. Los resultados fueron positivos pero aún así se concluyó que no era preciso.

Y ¿los pies de queso? Es la mejor manera de expresar la siguiente causa que llamará la atención a los mosquitos. El olor fuerte que algunas personas suelen tener en sus pies es perfume para los mosquitos. Estudios de la Universidad de Florida (EE.UU) y la Universidad de Wageningen (Holanda) dicen que los pies son los que están mas expuestos a tener bacterias y a oler fuerte. Los pies producen unos compuestos que atraen a los mosquitos, volarán directo ahí y si estos no son tan fáciles de picar, buscarán cualquier otra zona.

Cristina Moreno, convencida que la única posibilidad de ‘salvarnos’ es la prevención, cuenta que el sudor también atrae a los mosquitos. Mientras más sudor producimos, en especial en las noches o mañanas, más mosquitos nos rondarán. El sudor tiene un componente que vuelve loco al mosquito y este hará lo que sea por encontrar al cuerpo y picarlo.

Las reglas del juego son fáciles, toma las precauciones del caso.

Bañarse todos los días ayuda a que el sudor no se acumule y así no seamos presa fácil de los mosquitos. Si hacemos deporte que no sea ni muy temprano ni muy en la noche, hacerlo sería pedir a gritos a los mosquitos que nos piquen. Tener cuidado con el clima caliente y las mangas cortas.

No hay nada más que hacer, conviviremos con estos insectos. El investigador James Logan dice que “Los mosquitos son muy buenos para evolucionar muy, muy rápido” así que esta es una batalla de todos los días.