Una leyenda urbana que circula en redes sociales asocia a los Minions con el nazismo.

Una leyenda urbana que circula en redes sociales asocia a los Minions con el nazismo.

#retroviral

Los Minions y su oscuro (pero falso) pasado nazi

Redacción Afull (I)

De todos los rumores e historias falsas que circulan en Internet a diario (deben ser miles, si no son millones), una en particular captó la atención de los cibernautas, sobre todo en Chile, pues allí se originó todo. Desde el domingo, 19 de julio, la especulación de que los Minions- esos adorables personajes amarillos de ‘Mi Villano Favorito’- tenían un nexo con el nazismo se ha ido esparciendo por la red.

Según la disparatada teoría, que mantuvo pendientes a los usuarios esta semana, los creadores del filme (y por ende de los Minions) se inspiraron en niños judíos que los soldados de Adolf Hitler utilizaban para crueles experimentos, para personificar a los personajes amarrillos.

Como respaldo de la hipótesis se incluía una imagen de un grupo de personas (difícil de identificar si se trata o no de niños) con unos cascos, similares a los de los buzos de antaño, y que lucen de alguna forma parecidos a los pequeños ayudantes de Gru (el villano).

¿La verdad? Todo se remite a un experimento social (no nazi, cabe aclarar) implementado en Facebook por una persona identificada como Luciano González. El 19 de julio publicó en su página de la red social un mensaje que iniciaba con la frase (usada hasta el cansancio) “sabía usted?” y que en resumen explicaba que la palabra Minions, viene del alemán ‘minion’ que significa ‘esbirro’. El término en cuestión, según el post, hace referencia a los niños judíos adoptados por los científicos nazis para sus experimentos. González finaliza su mensaje con la expresión “lo leo y pienso ‘que absurdo’”.

En apenas cinco días dicha publicación, que posteriormente fue editada, acumuló más de 41 000 likes. González posteriormente compartió dos mensajes más al respecto explicando que estaba plenamente consciente de que la historia era falsa y que la difundió como un experimento para demostrar cómo las personas se toman muy en serio lo que circula en redes sociales, sin investigar antes las fuentes.

///EDICIÓN///La siguiente publicación se hizo viral hace unos días, puedo ser el responsable de haber posteado en...

Posted by Luciano Gonzalez on Domingo, 19 de julio de 2015

Por otra parte, está el origen real de la imagen que ‘sustentaba’ la historia. La fotografía que data de 1908 y retrata a oficiales de la marina británica es propiedad de la Royal Navy Submarine Museum, localizado en el Reino Unido. Los militares que lucen esos peculiares- y primitivos- cascos porque son buzos de emergencia. Estos se utilizan en caso de que el submarino naufragara. Así consta en el portal Cultura Ocio de Europa Press.

De igual manera, que el término ‘Minion’ tenga un origen alemán también es erróneo. La palabra viene del francés ‘mignion’ que en español significa adorable, cuco, mono o lindo. Un hecho que sí cuadra con la apariencia de los simpáticos muñequitos amarrillos.

El joven fue invitado a explicar lo sucedido en el segmento ‘Mañaneros’ de la radio chilena La Red. Dijo que “todo partió como un experimentos local y luego se viralizó” y que en Twitter el mensaje que publicó fue compartido más de 11 000 veces en solo 24 horas gracia a que una revista ecuatoriana los retuiteó.

González contó en el programa radial que la idea se le ocurrió después de ser testigo de un fenómeno similar. Luego de que se viralizara un mensaje vía Twitter, según el cual un paro dejaría a medio Santiago de Chile sin gasolina, las ‘bencineras’ (gasolineras en términos más entendibles) aumentaron sus ventas y colapsaron por la masiva clientela.

Como consta en el portal Verne, no es la primera vez que se asocia a los Minions con el nazismo. Cuando se estrenó ‘Mi villano Favorito 2’ surgieron videos- que tienen millones y cientos de miles de reproducciones- en los que se explica la ‘macabra’ historia detrás de los asistentes de Gru. Según estas creepypastas (una leyenda urbana surgida en Internet) los científicos nazis drogaban a los niños judíos y les realizaban experimentos para modificar sus voces hasta que se volvieran ‘chillonas’ (y muy parecidas a las de los personajes animados).

Video: YouTube, canal: Historias De Terror