La idea de una profesora chilena de hacer que sus alumnas relaten con memes la novela '100 años de soledad' se ha vuelto viral en las redes sociales. Foto: Facebook/ Jacqueline Bustamante Reumante.

La idea de una profesora chilena de hacer que sus alumnas relaten con memes la novela '100 años de soledad' se ha vuelto viral en las redes sociales. Foto: Facebook/ Jacqueline Bustamante Reumante.

#lachistosa

¿No te gustó '100 años de soledad?, seguro fue porque le faltaron memes

Valentín Díaz
Redactor (I)

 Hay que aceptar una cosa, en el cole- y por qué no en la vida adulta- el texto célebre de Gabriel García Márquez, '100 años de soledad' puede resultar un poco confuso y pesado de leer, pero no para las alumnas del Liceo Carmela Carvajal de Prat en Chile, pues su profesora se inventó una manera de despertar el interés en ellas. ¿Cómo lo hizo?, con memes

Jacqueline Bustamante trabaja en el Liceo Carmela Carvajal Prat, un colegio de mujeres de la comuna de Providencia en Santiago (Chile). Sus estudiantes de entre 16 y 17 años debían leer 'Cien años de soledad', la célebre novela  y la maestra debía tomarles un control de lectura.

Cien años

"Quería una evaluación más lúdica", asegura Bustamante en entrevista con AFULL vía Facebook. Así que propuso a sus estudiantes juntarse en grupos de seis personas y que hicieran memes que tuvieran que ver con la trama del libro de García Márquez. Las chicas podían usar las plantillas de distintos memes, pero el texto tenía que ser ideado por ellas mismas.

Comenta que la idea vino de una página de Facebook llamada 'Memes Literarios', donde ironizan con memes la trama de distintas obras de literatura universal. Así, las estudiantes imitaron la práctica. Las alumnas del colegio "se extrañaron", cuenta Jacqueline, "pero lo hicieron".

Cien años

Las ideas de las chicas comenzaron a fluir y, mientras pasaba la clase, mostraban bosquejos a su profesora. Al finalizar, la maestra colgó los memes en la pared del aula. "Ellas se reían con sus propios trabajos".

La publicación fue vista por exalumnas del colegio, que se mostraron entusiastas con el método de enseñanza de su antigua profesora y con la imaginación de las estudiantes. "Que niñas mayores egresadas del liceo apreciaran su creatividad, las motivó más todavía", asegura.

Cien años

El resultado de esta publicación, con el pasar de los días, fue todo un éxito. Jacqueline subió en su cuenta de Facebook las imágenes de los memes que habían creado sus alumnas y la publicación fue compartida más de 11 000 veces por los usuarios de la red social. Además, su historia apareció en medios de todo el mundo, como la BBC, CNN en Español o la revista Vice.

El trabajo para ver si las chicas habían leído el libro se dividía en tres partes: La primera, hacer los memes; la segunda era una guía en grupo por los capítulos de la novela; y, la tercera, un control de lectura escrito más formal y esta vez individual.

Cien años

Sin embargo, la tercera parte no se alcanzó a hacer debido a que el colegio entró en toma. En Chile, las tomas de establecimientos educativos son comunes. Los colegios públicos piden, de esta manera, dejar de depender del presupuesto de los municipios donde se ubican y pasar a pertenecer a un sistema nacional de educación pública, para evitar la inequidad económica que existe entre las comunas más ricas y las de menos recursos.

Bustamante destaca la importancia de la lectura en la formación educativa de los jóvenes y asegura que "muchos leen por lograr una buena calificación y terminan odiando los clásicos. Hay que enseñarles el camino para que los amen".

Cien años

"Ellos leen otras cosas, pues sienten rechazo a lo impuesto por los colegios cuando no son incentivados". Para lograr motivar a los estudiantes para que lean por gusto, asegura la maestra, "puedes relacionar la literatura con lo que viven o lo que les sucede, con lo que sienten y piensan".

Jacqueline asegura que no fue al primer intento que decidió ser educadora. "Mi padre ingeniero quería que fuera lo mismo que él", dice. Estuvo perdida en sus expectativas a futuro por dos años y, finalmente, se dio cuenta de que era una persona mucho más humanista.

Cien años

Así, decidió estudiar castellano en la Universidad Católica de Santiago. Una vez que culminó sus estudios, comenzó en 1988 a dar clases en un colegio particular mixto, donde trabajó por casi 20 años. Ahora, asegura que en el liceo de mujeres le ha ido bastante bien. "Es una carrera llena de gratificaciones", comenta.

Jacqueline asegura que existen tres factores que los profesores de hoy en día deben tomar muy en cuenta para mejorar las relaciones entre alumnos y maestros. El primero es que "hagan leer los clásicos y demuestren su pasión por ellos". El segundo, "que los niños y jóvenes aprendan en alegría". Y, finalmente, "que se acerquen a las redes sociales con prudencia, pero que las utilicen, porque no podemos quedar ajenos a lo que están viviendo hoy los adolescentes".