La proporciones que tradicionalmente tienen los continentes en los mapas no serían las correctas

La proporciones que tradicionalmente tienen los continentes en los mapas no serían las correctas. Foto: rosario fiore/Flickr

#dedóndesalió

El mapa que muestra las proporciones reales del mundo

El mapa con el que estudiamos en la escuela y en la universidad puede que no represente de manera precisa las verdaderas proporciones de los países y de los continentes. Estamos acostumbrados a ver una Groenlandia gigantesca, por ejemplo, aunque hace tiempo sabemos que esa no es su dimensión real.

Contra el tradicional mapa, conocido como Mercator, un artista y arquitecto japonés desarrolló una representación que sí refleja fielmente las proporciones reales entre regiones y países. Para crearlo, se inspiró en la milenaria técnica japonesa de plegado de papel conocida como origami.

El mapa se llama AutaGraph y su autor, Hajime Narukawa, ganó con él uno de los galardones más prestigiosos de diseño en Japón, el Gran Premio de Diseño o Good Design Award, concedido por el Instituto Japonés de Promoción del Diseño, informó el miércoles, 2 de noviembre del 2006, la BBC Mundo.

Imagen de cómo debería verse realmente el mapa de la tierra según el científico Hajime Narukawa.

Imagen de cómo debería verse realmente el mapa de la tierra según el científico Hajime Narukawa. Foto: Captura de pantalla

Tradicional pero impreciso

El mapa con la proyección tradicional fue presentado por primera vez por el geógrafo y cartógrafo flamenco Gerardus Mercator en 1569. Mercator fue también quien introdujo el término "atlas" para describir una colección de mapas.

El sistema de proyección ideado por Mercator respeta las formas de los continentes pero no los tamaños. No obstante, sus mapas ganaron popularidad y fueron utilizados para cartas náuticas, ya que permitían trazar rutas como líneas rectas, a diferencia de otras proyecciones más precisas.

La técnica del AutaGraph

Hajime Narukawa logró su mapa dividiendo el globo esférico en 96 triángulos, que luego fueron transferidos a tetraedros, es decir, a poliedros con cuatro caras. Los poliedros son cuerpos geométricos con caras planas y volumen finito.

Con esta técnica de varios pasos, Narukawa logró desplegar la información de la esfera terrestre en un rectángulo manteniendo las proporciones.

El mapa puede no ser el más conveniente para la navegación, al tiempo que puede parecer extraño a primera vista, sobre todo debido a un cambio en la orientación de Asia y América del Norte. Pero resuelve el espinoso problema de proyectar un planeta esférico en un mapa plano.

"Este método original transfiere la superficie esférica a una rectangular manteniendo las proporciones de las áreas", señaló la organización que concede el Gran Premio de Diseño.

"AuthaGraph representa fielmente los océanos y los continentes incluyendo la Antártida y provee una perspectiva precisa y avanzada de nuestro planeta", recogió la BBC Mundo.
Los organizadores del premio señalan, sin embargo, que podría ser aún más detallado, y aseguran que un próximo paso sería "aumentar el número de subdivisiones" para afinar aún más la precisión.