Según un estudio de la Universidad de Manchester, los hombres fijan más su atención en los labios pintados de color rojo

Según un estudio de la Universidad de Manchester, los hombres fijan más su atención en los labios pintados de color rojo. Foto: DeviantArt.com

#laprobadita

¿Por qué los labios rojos hipnotizan a los hombres?

Una investigación de la Universidad de Manchester reveló que las mujeres con maquillaje en su boca acaparan más la atención masculina que con los labios al natural. Cinco claves para lograr el tono perfecto. El color rojo como labial lleva varias décadas instalado en la rutina de belleza femenina. Maquilladoras, fashionistas, celebridades y estrellas de Hollywood lo utilizan como objeto fetiche.

Además de ser un accesorio que les va perfecto tanto a las mujeres de tez blanca como a las morenas, diferentes estudios demostraron que causa efectos positivos en la forma en la que las mujeres se perciben. El más reciente, llevado a cabo por Aliza Licht –una referente en imagen y social media en los EEUU–, investigó sus efectos en 460 mujeres que lucieron este color en los labios durante la jornada laboral.

Pero, además, según el estudio realizado por la Universidad británica los hombres pasan aproximadamente 7,3 segundos mirando a mujeres con labial rojo, 6,7 segundos a las que optan por los tonos rosa y 2,2 segundos a las que llevan los labios al natural.

La experta en maquillaje Bettina Frumboli, brindó cinco claves esenciales sobre los labios y su apariencia. 

– Exfoliación previa: las especialistas recomendaron la aplicación casera de productos naturales para eliminar la capa de células muertas, con "emulsiones en base a cítricos o semillas", que son ideales para limpiar toda la zona.

- Hidratación: una vez libre de impurezas, el segundo paso a seguir es la nutrición diaria. Las emulsiones humectantes con manteca de karité o con áloe vera poseen propiedades reparadoras que son ideales para estos sectores que requieren un cuidado especial.

- Elegir el tono: la gama de los rojos es muy amplia, desde los tonos coral hasta los bordeaux, y es importante poder seleccionar el color ideal que vaya con la tonalidad de la piel.

"La técnica que nunca falla es colocarse frente a un espejo pero con luz natural y probar directamente en los labios", sugirió Frumboli, y recomendó: "Para elegir el tono ideal debes saber si tu piel es de un tono frío o cálido; si no lo sabes, mira tu antebrazo y si tienes matices de tonos rosados y tus venas se ven azuladas, entonces tu tono de piel es frío. Si tu piel tiene destellos dorados o durazno y tus venas se ven verdosas, entonces tienes un tono de piel cálido".