El horóscopo es una técnica de adivinación general que se basa en la posición de los planetas. Ilustración: Pinterest/ Nikolay Tolmachev

El horóscopo es una técnica de adivinación general que se basa en la posición de los planetas. Ilustración: Pinterest/ Nikolay Tolmachev

#Orgánica

¿Son los planetas determinantes en el futuro de una persona?

Desirée Yépez
Redactora (I)

Saber si se encontrará el amor, ganará la lotería, viajes… El horóscopo es esa suerte de espejo en donde la gente busca divisar el futuro. Para ello recurren al periódico, revistas, Internet… y se cree que de acuerdo a la posición de los astros, el día puede ser mejor o peor. La pregunta de cajón es por qué.

Los astros y el movimiento de los planetas no determinan la buena o mala suerte de una persona. Lo que sí hacen es influir en la carga energética de los individuos. El meollo del asunto radica en que al nacer, a través de los restos de placenta que quedan en la dermis del bebé existe una capa de carbono. Es una especie de esponja que absorbe la luz que emiten el sol, la luna, las estrellas. Eso es lo que se conoce como un cuerpo ‘etéreo’.

Carlo Aguilar es psicólogo clínico, sexólogo y astrólogo. Trabaja en el Hospital de los Valles, en Quito, y explica que el cuerpo etéreo, también conocido como aura, se conecta con los órganos del cuerpo y define la personalidad del ser humano.

Además, es tajante cuando se trata de hablar del horóscopo, ya que es una técnica de adivinación general, que se basa en la posición de los planetas, lo cual puede ser amplio. No obstante, la gente al leerlo o consultarlo siente que es personal. Eso es un error.

La fecha de nacimiento de una persona sí marca un componente energético que puede ser usado para sus relaciones personales, compatibilidad, fortuna… Para eso existe la carta astral.

Meme horóscopo. Afull

La carta se elabora a partir del día y hora del nacimiento de la persona. Con ello se evalúa su posición frente a los movimientos del planeta y por ende la carga energética.

El principio científico se sostiene en que los planetas envían constantemente energía de luz, iones energéticos, que se conectan al aura. Entonces hay que saber usar la carta astral.

Por ejemplo, puede hacerse una de aplicación familiar para conocer cómo mejorar las relaciones entre los miembros. También aplica para las empresas con el fin de mejorar aspectos de comunicación y productividad. Vale aclarar que no se trata de adivinar la suerte sino, acorde a la energía de los planetas, evaluar la influencia que tendrá sobre el ser humano.

Para estar claros. Los astros y planetas sí influyen en la cotidianidad de una persona. Pero la solución a los problemas o un golpe de suerte no se encuentran a través del horóscopo.