En la época de los grandes imperios europeas los zapatos de tacón eran una prenda común en la nobleza europea

En la época de los grandes imperios europeas los zapatos de tacón eran una prenda común en la nobleza europea. Foto: Wikicommons

#paraquecaches

Antes los hombres usaban zapatos de tacón y por esta razón dejaron de hacerlo

Redacción Afull. (I)

Los hombres fueron los primeros en usar zapatos de tacón y no las mujeres. Durante el Siglo XVII este tipo de prendas eran vistas como símbolo de nobleza y riqueza entre los hombres. Por eso era muy común que en las pinturas de príncipes y reyes de la época aparezcan usando tacos. Pero en julio de 1789 esto terminó y estas prendas dejaron de usarse casi por completo, hasta la mitad del Siglo XX.

Es necesario explicar cómo nacieron estas prendas de vestir. En sus orígenes no tenían nada que ver con la moda, de hecho, su función estaba relacionada con la guerra y el mundo bélico. Todo comenzó en Persia, durante el Siglo X, cuando los jinetes necesitaban un zapato que se adhiera mejor a los estribos de los caballos y así nacieron los tacos, asegura, en una entrevista de la BBC, Elizabeth Semmeljhack del Museo Bata Shoe, un espacio dedicado a la recopilación de calzado histórico.

Un plato con la imagen de un guerrero del Siglo X en el que se pueden ver los zapatos con tacón

Un plato con la imagen de un guerrero del Siglo X en el que se pueden ver los zapatos con tacón. Foto: Museum für Islamische Kunst

“Cuando los soldados se aferraban a sus estribos, el tacón ayudaba a sujetarse al caballo y así poder disparar sus flechas con más precisión", explica Semmelhack. Con el tiempo, los jinetes ya no usaban su calzado solo para cabalgar sino también en su vida cotidiana. En aquella época, para tener un caballo se necesitaba mucho dinero por eso los jinetes y su vestimenta fueron símbolos de riqueza y poder.

Ya en el Siglo XVII los persas llevaron esta moda a Europa. A finales de ese siglo el emperador persa – El Shah – envió una delegación de soldados a Rusia, Alemania y España para formar relaciones con los líderes de estos imperios extranjeros. Fue ahí cuando los europeos asimilaron la vestimenta de los persas y comenzaron a usarla, según afirma Maude Bass-Krueger en un artículo de Google Arts & Culture.

Además, en esa época la vestimenta masculina estaba enfocada en resaltar las pantorrillas y los muslos de los hombres. En este caso, los tacones, las medias ajustadas y pantalones flojos ayudaban a dar mayor realce a esta parte del cuerpo.

La  prenda se volvió tan famosa que en Francia, en 1670, un decreto establecía que solo la nobleza podía utilizar zapatos de tacón. Esto sucedió durante el reinado de Luis XIV – también conocido como el Rey Sol – él usaba tacones rojos que denotaban que su portador era lo suficientemente rico para no

El rey de Francia Luis XIV con la vestimenta típica de la nobleza durante 1670

El rey de Francia Luis XIV con la vestimenta típica de la nobleza durante 1670. Foto: Wikicommons

El calzado cambió para el siglo XVIII, en el caso de los hombres este pasó a ser más ancho y robusto y el de las mujeres más delgado y estilizado. Fue así que, alrededor de 1730, los hombres dejaron de usar tacones altos y este tipo de zapatos pasó a ser de uso casi exclusivo de las mujeres.

Aunque el fin casi definitivo del zapato de tacón en los hombres se dio en 1789 con el triunfo de la Revolución Francesa, en esa época este calzado se relacionaba con la aristocracia y por eso ya no se usaban, porque esta Revolución buscó precisamente derrotar a los grupos aristocráticos y sus huellas, no solo en el poder, sino también en la moda y las costumbres.

Pero este tipo de moda persistió a pesar de los cambios históricos y los podemos encontrar en una prenda masculina común, las botas de los vaqueros. En este tipo de calzados los tacones guardan el objetivo con el que nacieron, ayudar a que los jinetes se sostengan en sus caballos.