Los gatos realizan un movimiento similar a masajear para marcar territorio sobre los objetos que consideran que les pertenece. Foto: Flickr/ A. Davey.

Los gatos realizan un movimiento similar a masajear para marcar territorio sobre los objetos que consideran que les pertenece. Foto: Flickr/ A. Davey.

#dEDÓNDESALIÓ

¿Por qué los gatos dan 'masajes'?

Redacción Afull (I)

Si tienes gatos, probablemente los habrás visto hacer movimientos similares a masajes con sus dos patas delanteras. Un cojín, su cama, un peluche, otro animal y hasta tu barriga podrían haber sido víctimas de este raro comportamiento. No te desanimes, lamentamos decirte que tu gato no nació con complejo de masajista. Se trata de una forma más de marcar su territorio.

Según Martha Gabriela Hernández, médica veterinaria, el gato es uno de los animales que más necesita dejar su olor tanto en las cosas como en las personas. Al restregarse contra ti o contra los muebles, están dejando su marca personal en cosas que cree que les pertenece (sí, tú también les perteneces).

En sus patas, los gatos poseen unos puntos específicos llamados “espacios interdigitales”, en los cuales existen ciertas glándulas. Estas son las que desprenden el olor al momento que realizan el movimiento.

Existe la creencia de que, al  'amasar',  los gatos recrean el momento en el que tomaban la leche de su mamá. Un artículo de Animal Planet establece que este “masaje” sirve, en un principio, para estimular el flujo de leche. Sin embargo, tiempo después amasan otros objetos para recordar “el calor y la seguridad materna”.

Hernández difiere de esta idea. Establece que podría tratarse de un comportamiento aprendido, pero que no es el mismo movimiento. Cuando están intentando aflojar la leche, “los dedos se van moviendo uno por uno. En cambio, en este caso sacan las uñas y abren toda la patita para que entre en contacto toda la superficie interdigital” en lo que se está tratando de marcar.

Francisco Zapata, médico veterinario, afirma los gatos realizan este movimiento cuando están a punto de acomodarse en algún sitio. “Es muy común que lo hagan justo antes de acostarse en su cama o cerca de su dueño”.

Sea o no sea por estas razones, tenemos buenas noticias. Si tu gato lo hace seguido, es porque se siente feliz. Según Hernández, este comportamiento se da solamente “cuando están en el mejor estado de ánimo. Indica tranquilidad y cero estrés”.