Frankenstein es un personaje de ficción que apareció por primera vez en la novela de Mary Shelley en 1818

Frankenstein es un personaje de ficción que apareció por primera vez en la novela de Mary Shelley en 1818. Foto: Insomnia Cured Here/Flickr

#orgánica

Si Frankenstein hubiera sido real, todos los seres humanos habrían desaparecido

infobae de América (I)

En 1818, la escritora inglesa Mary Shelley publicó una novela que daría origen a uno de los monstruos de ficción más arraigados en la cultura popular. Casi 200 años después, Frankenstein se convirtió en uno de los máximos símbolos de terror, pero también de humanidad y ternura por la dualidad que caracteriza al personaje.

En un curioso estudio, investigadores del Dartmouth College, en Estados Unidos, se preguntaron qué hubiera pasado si el monstruo ficticio en verdad hubiera existido a principios del siglo XIX. El equipo a cargo de la investigación focalizó en una escena en particular, en donde el monstruo le pide a su creador, Victor Frankenstein, que invente una compañera para afrontar la angustiante soledad a la que está acostumbrado.

Victor Frankenstein
, en primera instancia, considera la posibilidad de crear una versión femenina de la criatura, pero luego recapacita al evaluar la capacidad de reproducción de los monstruos que, siguiendo la solicitud del protagonista, se instalarían en las selvas de América del Sur.

De acuerdo al estudio publicado en la revista Bioscience, Victor Frankenstein, sin saberlo, con esa actitud salvaba a la humanidad de una inexorable desaparición en el futuro. Los investigadores aseguran que si Frankenstein hubiera existido y se hubiera reproducido en Sudamérica, los seres humanos se habrían extinguido en 4 mil años.

"El principio de exclusión competitiva no se definió formalmente hasta la década de 1930", sostuvo Nathaniel Dominy, uno de los autores del estudio. "Teniendo en cuenta las bases tempranas de Shelley sobre este concepto fundamental, utilizamos herramientas computacionales desarrolladas por los ecólogos para explorar si una creciente población podría conducir a la extinción y con qué rapidez", explicó.

El concepto de exclusión competitiva fue uno de los sustentos del modelo matemático en el que se basaron los investigadores para arribar a sus resultados. El modelo tomó en cuenta la densidad poblacional en 1816 y consideró que América Latina era una de las regiones con menor cantidad de habitantes humanos en ese momento y que, por lo tanto, existiría una competencia inferior por los recursos escasos.

"Calculamos que una población fundadora de dos criaturas, nos podría conducir a la extinción en tan sólo unos 4.000 años", señaló Dominy. A pesar de que la mayoría de los análisis sobre la literatura de Mary Shelly abordan sus teorías relacionadas a la psicología, la alquimia y la fisiología, de acuerdo al investigador, la genialidad de la escritora reside en la forma en que combinó y adaptó algunos debates científicos para inventar el género de ciencia ficción.