El plátano pose grandes cantidades de hidratos de carbono que dan energía al organismo. Foto: Pixabay.

El plátano pose grandes cantidades de hidratos de carbono que dan energía al organismo. Foto: Pixabay.

#Laprobadita

La felicidad está al alcance de un plátano

Paola Gavilanes
Redactora (I)

Aunque según el psicólogo Napoleón Vásquez todo está en la mente y son nuestros pensamientos y actitudes los que hacen que un día sea lindo o terrible, horrible, malo, ¡muy malo!, también hay especialistas que aseguran que hay situaciones o alimentos que pueden llenarlo de mucha energía. Y con energía, es posible que tenga un buen día y se ponga feliz.

Uno de los alimentos que encabeza esa lista es el plátano, una fruta que se consume con mucha frecuencia en la mayoría de hogares ecuatorianos, pero sobre todo, entre los deportistas: élite y amateur.

¿La razón? Es un alimento que posee gran cantidad de hidratos de carbono, macronutriente encargado de inyectar energía al organismo. Por esa razón Gabriel Pulido, entrenador, se lo recomienda a sus alumnos. Pueden ingerirlo media hora antes de iniciar el entrenamiento o después de la práctica. También se lo recomienda por el contenido de potasio, mineral que ayuda a reducir la presencia de calambres.

El plátano, llamado también la fruta de la felicidad, contiene además triptófano, cuya función es la de sintetizar la serotonina, un neurotransmisor. La falta de serotonina, según el ginecólogo Juan Carlos Paz, está relacionada con la sensación de ansiedad. Y varios estudios lo relacionan con la depresión, angustia y tristeza. Por eso, si estás triste, ¡cómete un plátano!


El dulzor del plátano es otra de las razones por las que debería ingerirlo, sobre todo, si lleva una dieta baja en azúcar. Así es como controlará la ansiedad y evitará ‘pecar’ consumiendo productos procesados como las gomitas, chocolates, caramelos, chupetes, pasteles… Se recomienda ingerir un plátano mediano al día. Las tres porciones de frutas que sugiere la Organización Mundial de la Salud las puede completar consumiendo una manzana verde y fresas.


Y si su pregunta es ¿puedo comer plátano si tengo diabetes? La respuesta es sí, siempre y cuando no exagere. “Una mitad estaría bien”. Esa es la recomendación de la nutricionista Sara Mafla.

Por lo general, los alimentos ricos en carbohidratos, y el plátano es uno de ellos, contienen un alto índice glucémico, causante de los picos de glucosa en la sangre, y por eso hay que tener mucho cuidado. Pero lo bueno de esta fruta es que tiene una cualidad especial: dependiendo de su estado de madurez posee un menor o mayor índice glucémico. Entonces, tras una consulta previa con su médico de cabecera, usted podría darse un gustito de vez en cuando.

Un plátano verde está conformado por un 80% de almidón y un 20% de sacarosa, mientras que un plátano bien maduro contiene aproximadamente 5% de almidón y 90% de sacarosa (glucosa+fructosa). Con el plátano verde la energía se libera de a poco en el torrente sanguíneo, mientras que con el plátano maduro la absorción de la sacarosa en más rápida. Eso precisamente eleva la glucosa en la sangre.

Además de los nutrientes mencionados, el plátano también contiene vitamina A, del grupo B, C y E; y fibra, sustancia que impide que los azúcares ingeridos se absorban con mucha rapidez. La fibra también mejora el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.

100 gramos de esta fruta aportan 3 gramos de fibra. No obstante, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la de ingerir entre 27 y 40 gramos de fibra dietética al día. La Food and Drugs Administration (FDA), en cambio, propone a individuos adultos el consumo de 25 gramos al día.