De la supervivencia de una especie silvestre de banano, que está en peligro de extinción, depende la viabilidad de la popular fruta. Foto: Pixabay.

De la supervivencia de una especie silvestre de banano, que está en peligro de extinción, depende la viabilidad de la popular fruta. Foto: Pixabay.

#Paraquecaches

¿Un mundo sin bananas? Por qué la fruta podría desaparecer

Infobae América (I)

Ya casi sucedió una vez, en la década de 1950: la enfermedad de Panamá (fusariosis del banano), un hongo que arruina el suelo donde crece la planta, arrasó con la especie Gros Michel de bananas, la predominante en el mundo entonces, que hoy sólo sobrevive en Malasia y Tailandia.

La canción Yes! We Have No Bananas habla de la escasez que se creó entonces, y que se podría repetir si la misma infección ataca la especie Cavendish en América del Sur, que es la que hoy se consume principalmente en el mundo.

Hace años que los científicos intentan buscar una forma de proteger el cultivo de la banana de ese hongo letal, y una de las opciones era la hibridación de la planta con una especie no comestible, que sólo crece en Madagascar, y es la única variedad inmune a la enfermedad de Panamá.

La banana de Madagascar, Ensete perrieri, que hay que salvar para que siga existiendo la banana de consumo humano. Foto: Helene Ralimanana/ Infobae.

La banana de Madagascar, Ensete perrieri, que hay que salvar para que siga existiendo la banana de consumo humano. Foto: Helene Ralimanana/ Infobae.


Pero ahora esa variedad acaba de ingresar a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN): es una especie en peligro de extinción. Sólo cinco árboles sobreviven a los estragos de la industria maderera, el fuego y la deforestación para cultivo.

Richard Allen, asesor superior de Conservación de los Jardines Botánicos Reales del Reino Unido, explicó el problema: la especie de Madagascar, Ensete perrieri, "no sufre la enfermedad de Panamá, así que tal vez tiene características genéticas contra el mal", dijo a BBC. "No lo sabremos hasta que podamos estudiar la banana misma, pero no podemos estudiarla hasta que se la salve".

Actualmente la enfermedad de Panama se da en África, Medio Oriente, Australia, Asia y América Central, pero si llegara a América del Sur y el Caribe, donde se cultiva la mayor parte de las bananas que se venden en el mundo, podría ser el final de una de las frutas más populares: se consumen 8,5 kilos por habitante por año.

Ya en la década de 1950 el hongo casi exterminó la especie de banana más popular por entonces, la Gros Michel. Foto: Pixabay.

Ya en la década de 1950 el hongo casi exterminó la especie de banana más popular por entonces, la Gros Michel. Foto: Pixabay.


Cuanto antes se logre salvar la banana de Madagascar, antes se podrá encontrar una cura para el mal.

Hélène Ralimanana, del Centro de Conservación Kew de Madagascar, dijo a BBC que del estudio de las grandes semillas que la fruta produce internamente, lo cual hace que este ejemplar no sea comestible, podría surgir esa cura: "Es muy importante conservar la banana silvestre porque puede ofrecer la oportunidad de encontrar un gen para mejorar la banana de cultivo".