Según un estudio realizado por un científico estadounidense las tareas en el hogar no aportan demasiado a la enseñanza de los niños

Según un estudio realizado por un científico estadounidense las tareas en el hogar no aportan demasiado a la enseñanza de los niños. Foto: eefeewahfah/Flickr

#dedóndesalió

Por esta razón las escuelas deberían dejar de enviar tareas 

Ayayay - Red de Noticias Albavisión

Una de los momentos del día menos esperados por los niños es la instancia en la que deben realizar la tarea que los profesores envían a sus hogares esto, porque después de largas horas en la escuela, ellos solo quiere divertirse viendo televisión o realizar algún tipo de actividad recreativa.

A lo largo del tiempo los docentes han defendido esta práctica, ya que presuntamente ayuda a reforzar el aprendizaje de los niños y permite que los contenidos entren de forma más fácil en a sus cabezas, pero ¿qué dirías si te decimos que científicos han puesto en duda esta teoría?

Un grupo de especialistas estudió esta materia y concluyó que estas actividades en el hogar no cumplen del todo la función que los maestros describen. Harris Cooper, investigador de la Universidad de Duke de Estados Unidos manifestó que: “No hay evidencia de que la cantidad de tareas mejore el rendimiento académico de los estudiantes de primaria”.

En las investigaciones realizadas por Cooper llegó a la conclusión de que los deberes escolares fuera del horario de clases no aporta demasiado al aprendizaje en niños de primaria, de hecho todo lo contrario, ya que pueden provocar un sentimiento negativo por parte de los menores hacia la escuela. Por este motivo recomienda que desarrollen estas actividades en las horas que permanecen en sus colegios.

Sin embargo, el investigador aseguró que las tareas son más útiles en los chicos que cursan la enseñanza media o secundaria, pero que no se debe exceder las dos horas en la realización de estas, ya que transcurrido este tiempo los beneficios comienzan a disminuir.

Los científicos aseguraron que la realización de estos deberes en el hogar, pueden provocar dificultades a nivel familiar, ya que las reiterativas solicitudes de los padres a sus hijos, de realizar estos deberes (en ciertos casos), pueden provocar un alto nivel de tensión en los integrantes del hogar.