El momento en que Jefferson Perez estuvo en el podio Olímpico por primera vez. Foto: Archivo

El momento en que Jefferson Perez estuvo en el podio Olímpico por primera vez. Foto: Archivo

#recorderis

Ecuador el 26 de julio de 1996, más allá de la medalla de ‘Jeff’ Pérez

Redacción Afull (I)

Eran las 08:20:07 de un viernes 26 de julio de 1996, el marchista ecuatoriano Jefferson Pérez cruzaba la línea de meta del Centennial Olympic Stadium de Atlanta, después de más de una hora de recorrido por las calles de esta ciudad estadounidense. Así, el deportista de origen cuencano conseguía la primera medalla de oro olímpica en la historia de Ecuador. Pero, además de la hazaña deportiva, ¿qué sucedía en el país y en el mundo en aquellos días de 1996? A continuación te lo contamos.

Antes de hurgar en la historia, hablemos un poco del logro de Jefferson Pérez, tan importante que por él, desde ese día, se celebra el Día del deporte ecuatoriano todos los 26 de julio. Según publicío Diario EL COMERCIO en su edición del 27 de julio de 1996, Pérez tuvo problemas en el momento de ubicarse en la salida y tuvo que partir desde atrás y no con el pelotón élite que se ubicaba en los primeros lugares, eran las 07:00 en Ecuador y las 08:00 en Atlanta.

Portada EL COMERCIO 27 de julio de 1996

Pasados 45 minutos de la competencia, el marchista logró superar a los demás atletas y se ubicó en las primeras posiciones del pelotón. Cuando ya llevaban un hora de carrera el grupo élite se había quedado con solo seis competidores y sí, Jefferson Pérez estaba entre ellos, junto a tres mexicanos y dos rusos. Con una estrategia sólida, Jefferson consiguió superar a sus rivales y al líder de la competencia, el ruso Ilya Markov y le sacó cerca de 15 metros de distancia al ingresar al anillo olímpico del estadio de Atlanta.

Había pasado una hora. veinte minutos y siete segundos desde que el cuencano inició la competencia y por fin cruzaba exhausto la meta, en primer lugar y ganando la medalla de oro para Ecuador. De inmediato, los equipos de salud asistieron al deportista que cayó por el trajín de la competencia. A las 15:48 de aquel memorable 26 de julio de 1996 el país se paralizó para ver a Jefferson Pérez en la parte más alta del podio cantando el Himno ecuatoriano, con un ramo de flores en sus manos y la medalla de oro en el cuello.

Video: YouTube, canal: jpsportmarketing


Pues bien, en aquellos días de 1996 además de la victoria Olímpica, Ecuador estaba cerca de posesionar a su nuevo presidente Abdalá Bucaram que había ganado las elecciones el 7 de julio y asumiría el cargo el 10 de agosto. Bucaram, del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), ganó las elecciones de ese año en segunda vuelta con un porcentaje 54.47 % frente al 45.53 % que obtuvo su rival Jaime Nebot, candidato por el Partido Social Cristiano (PSC).

Portada EL COMERCIO 26 de julio de 1996


Precisamente el viernes 26 de julio 1996 los temas giraban alrededor de la política en el país. Ese día se debatía sobre la sucesión presidencial ¿Quién asumiría el poder en el caso que no estuviera el presidente Abdala Bucaram? Rosalía Arteaga debía ser quien tome ese puesto, pero miembros del PRE se oponían a esta sucesión. Pues sí, al final Rosalía Arteaga sí asumió el poder en 1997 aunque solo por cuatro días, entre el 7 y el 11 de febrero. Ese mismo 26 de julio, en Argentina se recordaba un año más de la muerte de Eva Perón.

Rosalía Arteaga fue presidenta de Ecuador entre el 7 de febrero de 1997 y el 11 de febrero del mismo año. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Rosalía Arteaga fue presidenta de Ecuador entre el 7 de febrero de 1997 y el 11 de febrero del mismo año. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Un día después, el 27 de julio de 1996, Jefferson Pérez se llevaba las portadas de los diarios nacionales, los niños y adolescentes entre 5 y 15 años fueron llamados a una consulta sobre temas relacionados con: educación, maltrato, pobreza y falta de participación. La consulta se realizó en las capitales de provincia de todo el país y en 12 ciudades más.

Portada 27/07/1996

Ese mismo día el grupo Sendero Luminoso perpetraba un atentado en un destacamento de policía cercano al Palacio de Gobierno en Lima. Esos eran los eventos que sucedían en el país y en el mundo precisamente el día que, hasta ese momento, había sido el día más importante para el deporte ecuatoriano.