El médico especializado en reumatología les decía a sus clientes que padecían enfermedades degenerativas y les administraba quimioterapia y otras medicaciones altamente tóxicas

Imagen referencial. El médico especializado en reumatología les decía a sus clientes que padecían enfermedades degenerativas y les administraba quimioterapia y otras medicaciones altamente tóxicas. Foto: Pixabay

#paraquecaches

Doctor aplicó por años quimioterapias innecesarias y se benefició con USD 240 millones

Redacción Afull (I)

Un doctor del Estado de Texas (EE.UU.) podría ser condenado a más de 10 años de prisión por haber administrado quimioterapia a pacientes que no la necesitaban. El fraude le habría dado beneficios económicos por sobre los USD 240 millones, asegura un boletín del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El doctor es acusado de haber emitido falsos diagnósticos a sus pacientes. El médico especializado en reumatología les decía a sus clientes que padecían enfermedades degenerativas y les administraba quimioterapia y otras medicaciones altamente tóxicas, sin necesidad alguna de llevar a cabo el procedimiento.

Se investiga también al doctor y a una red de ayudantes por lavado de activos. Según publica un artículo de CNN, el acusado sería el propietario de varias propiedades de lujo, como un departamento de USD 2 millones, un automóvil de marca Maserati e inclusive un jet privado. El Departamento de Justicia aseguró que el acusado tenía un “estilo de vida opulento”.

Anteriormente, ya había recibido una reprimenda pública por parte del Colegio Médico de Texas por “ordenar un número excesivo de pruebas de laboratorio y estudios de imágenes para múltiples pacientes sin contar una justificación y documentación adecuada”.

El portal de investigación periodística ProPublica reveló que el médico atendió con este esquema a 1 500 pacientes únicamente en 2015. Por cada paciente recibió un pago de USD 1 672, casi el doble del promedio de este tipo de terapias en el área de Texas, USD 955. Según el sitio, este esquema habría estado funcionando desde el año 2000.

Al momento, el FBI se encuentra en la búsqueda de más testimonios de pacientes perjudicados por el médico que investigan por fraude. Pero este no es un caso aislado en Estados Unidos. Cifras de la Asociación Anti-Fraude para la Salud aseguran que este tipo de delitos le cuestan a ese país alrededor de USD 68 000 millones al año.