Una noche de excesos, de seguro al siguiente día te producirá una fuerte resaca

Una noche de excesos, de seguro al siguiente día te producirá una fuerte resaca. Foto: Captura de pantalla

#orgánica

¿Estás chuchaqui? Tenemos la solución

David Landeta 
Redactor (I)

Inicia el nuevo año, proyectos nuevos, nuevas metas, todo se junta para que se un momento feliz. Aunque la felicidad puede verse opacada si un fuerte dolor cabeza y malestar físico, producto de la fiesta y los excesos de la noche de fin de año, evitan que puedas levantarte de la cama ¿Qué sucede con tu cuerpo? Lo que pasa es que tienes veisalgia.

No te asustes, la veisalgia no es tan mala como suena, es una simple resaca o chuchaqui, que es el malestar que se produce por el consumo excesivo de alcohol. La resaca se da por las substancias tóxicas que contiene el alcohol, estos elementos al ser metabolizadas hacen que el cuerpo se someta a un gran esfuerzo físico que causa la sensación molestia, explica el doctor Fernando Castillo.

Aunque muchas personas piensan que la mejor manera de curarse de este malestar es tomar agua, no es tan cierto, así la confirma un estudio científico realizado en Holanda y Canadá por un grupo de investigadores de la Universidad de Ultrech. En esta investigación, se comprobó que las personas que tomaron líquidos durante o después de ingerir alcohol no mostraron diferencias marcadas con quienes no tomaron agua.

En la cultura popular existen varias ‘fórmulas’ para superar la resaca. Comer encebollado, por ejemplo, o tomar una cerveza para 'no darle chance chuchaqui’ o hacer deporte para sudar el alcohol. En realidad, estas no son soluciones reales porque el cuerpo necesita descansar y no esforzarse más ingiriendo alimentos pesados, explica Castillo.

La mejor manera de prevenir la resaca, aunque es la más improbable para quienes gustan de la bebida, es abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas en exceso. Pero si lo hacen deben tener en cuenta que hay bebidas que contienen mayor grado de toxinas, estas son las oscuras como el ron y el vino tinto. Científicos creen que este tipo de tragos podrían contener mayor cantidad de substancias dañinas, culpables del chuchaqui, explica la BBC.

Así que la solución para la resaca sí tiene relación con el tipo de bebida que ingeriste la noche anterior. Por ejemplo, si tomaste cerveza, que es una bebida diurética, al siguiente día lo mejor es tomar agua, explica el doctor Castillo. También aclara que los medicamentos para el hígado no representan una ayuda significativa para superar el malestar.

¿Entonces cuál es la solución? En realidad es sencilla, lo que debes hacer es guardar reposo, comer alimentos ligeros para no esforzar más al cuerpo, analgésicos para el dolor de cabeza e hidratarse para ayudar al cuerpo a desechar las toxinas del alcohol.
Lo más importante es evitar beber más alcohol hasta que el cuerpo lo elimine. Recuerda que este proceso dura dependiendo cuánto alcohol hayas ingerido. Por ejemplo, el cuerpo tarda una hora en eliminar una copa de vino y dos horas en eliminar un vaso de ron.