Mientras se encontraban circulando en las instalaciones de un rancho, se registró un confuso incidente en el que ambos terminaron heridos de bala.

Imagen referencial. Mientras se encontraban circulando en las instalaciones de un rancho, se registró un confuso incidente en el que ambos terminaron heridos de bala. Foto: Pixabay

#camisetazo

Cazadores se dispararon el uno al otro por error y culparon a migrantes indocumentados

Redacción Afull (I)

Meter a la familia como excusa para no haber hecho una tarea, culpar a tus amigos por haberte ‘influenciado’ a hacer alguna travesura o excusarte con las inclemencias del clima por llegar tarde a alguna cita. Estos son ejemplos clásicos de cuando la gente le echa la culpa a otros factores en lugar de asumir responsabilidades. Claro, es más fácil, pero si te descubren corres el riesgo de quedar en ridículo y perder tu credibilidad.

Esto fue justamente lo que le ocurrió a un guía de caza junto a su cliente en el estado de Texas (EE.UU.), cerca de la frontera con México. Mientras se encontraban circulando en las instalaciones de un rancho, se registró un confuso incidente en el que ambos terminaron heridos de bala.

Al momento de hablar con la Policía, ambos dieron la versión de que sospechaban que podría tratarse de un grupo de inmigrantes indocumentados que habían divisado anteriormente, asegura el diario británico The Independent.

La versión de estos dos hombres se replicó rápidamente por las redes sociales. Inclusive Sid Miller, el Comisionado para la Agricultura de Texas bajo la designación de Donald Trump, compartió la historia en su muro de Facebook que después borró, asegura el diario The Washington Post. “Por esto necesitamos un muro para asegurar nuestra frontera. Hay criminales violentos y miembros de carteles de drogas que están llegando. Debemos ponerle un alto a esto antes de que veamos más casos como este, escribió el republicano.

Según el rotativo estadounidense, el amigo de uno de los afectados en el incidente abrió una campaña de ‘crowdfunding’. La recaudación de fondos para pagar los gastos médicos de los involucrados reunió USD 26 300 en donaciones que hicieron más de 200 personas.

Sin embargo, la historia dio un vuelco cuando investigadores de la Policía revelaron que los dos heridos habrían mentido acerca de las circunstancias del incidente. Después de los análisis balísiticos, resultó que ambos hombres se habrían disparado el uno al otro.

En realidad, el cliente habría disparado primero contra uno de los guías, mientras que un compañero de este respondió a los disparos e hirió al primer tirador. Según aseguró el sheriff Danny Domínguez a la cadena CBS, uno de los guías pensó que un grupo de inmigrantes irregulares había ingresado en la cabaña donde se hallaban el cliente y su esposa.

Entonces, ingresó en el lugar sin dar aviso. Tras esto, el hombre que había contratado el servicio en el rancho, disparó. Seguido de esto, el compañero del herido respondió a los disparos que finalmente hirieron al tirador inicial.

El sheriff del poblado aseguró que, una vez culminadas las investigaciones realizadas por la Policía, enviarán los elementos a un fiscal del estado para que se decida si se van a levantar cargos contra los implicados en el incidente.