El estudio francés sugiere que el uso del brasier ocasiona que el tejido del seno se atrofie. Foto: Ingimage

El estudio francés sugiere que el uso del brasier ocasiona que el tejido del seno se atrofie. Foto: Ingimage

#Orgánica

La ciencia da un buen motivo para quemar el brasier

Redacción Tendencias

Un estudio francés sugiere que el uso del sostén no es necesario. La investigación fue realizada por el profesor Jean-Denis Rouillon, médico especialista del Centre Hospitalier Universitaire de Besancon en Besancon, Francia. El uso habitual del sostén no prevendría la caída de los senos, por el contrario, podría aumentarlo.

El médico francés dijo que los primeros resultados del estudio concluyeron que esta prenda es una necesidad falsa. “Médicamente, psicológicamente y anatómicamente el seno no se beneficia de la privación de la gravedad”, dijo Rouillon.

El estudio, que fue publicado en 2013, se desarrolló durante 15 años e involucró a 330 voluntarias entre los 18 y 35 años. Los científicos midieron los senos y registraron los cambios a través del periodo de investigación. Las mujeres que no usaron brasier tenían senos más firmes y sus estrías desaparecieron.

Los investigadores creen que esto se debe a que el uso del sostén prevendría el crecimiento del tejido del seno, lo que conllevaría el deterioro de los músculos que sostienen las mamas.

Sin embargo, una mujer que ha usado por varias décadas esa prenda interior no podría beneficiarse del cambio, debido a que el estudio no involucró a personas mayores de 35 años. 

.Además, Ruillon dijo que los sujetos de estudio no eran una muestra representativa de la población, poniendo en duda sobre qué tipo de mujeres podrían abandonar el brasier. Es decir, tal vez para personas de tallas pequeñas como la A o la B sería más fácil dejar el sostén; mientras que para las mujeres de talla D, resultaría incómodo.

Expertos en el área criticaron el estudio, ya que después de 15 años sólo se arrojaron los resultados preliminares. Las mujeres también se pronunciaron, pues el autor del estudio no tiene senos.

Deborah Orr, columnista del diario The Guardian, refutó la investigación y aseguró que las mujeres usan sostenes por motivos estéticos y prácticos, principalmente. “Si no fuera por el brasier, tendríamos que sostener nuestros senos con nuestras manos cada vez que tengamos que correr para alcanzar al ascensor”, escribió.

La ‘youtuber’ Laci Green, experta en el área sexual y reproductiva, también dio su punto de vista. Informó que actividades diarias como hacer ejercicio, la edad, factores ambientales o fumar son otros factores que contribuyen a la caída de las mamas. Por ello, aseguró que las personas deberían elegir si usar o no sostén de acuerdo a sus necesidades y su comodidad.