Banksy realizó varias obras en distintas ciudades de Londres, en ellas destaca su crítica a la sociedad.

Banksy realizó varias obras en distintas ciudades de Londres, en ellas destaca su crítica a la sociedad. Foto: Duncan Hull/Flickr

#dedóndesalió

La verdadera identidad de Bansky, un ‘superhéroe’ del graffiti

Redacción Afull (I)

Una especie de superhéroe, pero de la vida real, que critica y desenmascara los vicios de la sociedad con su mejor arma, una lata de pintura en aerosol. Aunque suene a un personaje ficticio inventado por Stan Lee, no lo es, existe y su seudónimo es Banksy. Pero este personaje misterioso y secreto, acaba de sufrir una de las tragedias que hubiesen destrozado a Batman o Spiderman, su identidad secreta fue revelada.

Hacer que Banksy forme parte de un cómic no sería muy complejo, cumple con algunos de los requisitos que hacen que los lectores se unan, identifiquen y muchas veces idolatren a esos personajes. Por ejemplo, su identidad es secreta, si existe alguna imagen de él, aparece con el rostro tapado, se enfrenta a los poderosos, a lo que considera injusto y deja su huella por todo el mundo.

Pero, ¿de dónde salió este peculiar artista? Como su identidad es secreta, es muy complicado encontrar datos biográficos sobre él. Como en las Tortugas Ninjas, entra en la historia una periodista que conoció al actor principal de esta historia, para describir a Bansky. La reportera Simon Hattenstone, que trabaja en el periódico inglés The Guardian, entrevistó al artista en 2003 y reveló algunos puntos claves sobre su apariencia y personalidad.

En aquella entrevista se reunió con el artista en un bar, Hattenstone describió a Bansky como un hombre blanco de 28 años, que se presentó a la entrevista en un par de jeans y una camiseta con un diente de plata, una cadena y un arete del mismo material. Así fue el primer contacto de la comunicadora con el misterioso personaje que permitió que se revelen detalles poco conocidos sobre el grafitero.

Nació en Bristol, como varios portales web ya especulaban, vivió una infancia complicada. Su camino por el mundo del graffiti lo inició cuando tenía 14 años y, aunque usted no lo crea, es muy malo pintando con las latas de aerosol, por eso utiliza plantillas para pintar, una técnica muy común en el arte callejero, llamada ‘stencil’.

Así, Banksy se quitó por primera vez su máscara, ya no era el tipo misterioso que se ocultaba en la noche para hacer grandes murales, ahora empezó a mostrar su otra faceta, su lado más humano, dejó de lado a Superman y Batman para convertirse en Clark Kent y Bruce Wayne. Aunque, en aquella entrevista hace más de 13 años, no reveló su nombre.

Video: YouTube, canal: ENTRTNMNT

Con el paso de los años el artista exploró otros espacios, más allá del aerosol y las paredes. En 2010 dirigió el documental ‘Exit Through the Gift Shop’, que estuvo nominado a los premios Oscar en la categoría Mejor documental. También probó con expresiones artísticas más grandes. En 2015 montó una muestra llamada Dismaland, una crítica a los parques de diversión de Disney, y participó en la producción de la parte inicial de la serie estadounidense ‘Los Simpson’.

Video: YouTube, canal: banksyfilm

En las historias de superhéroes, los villanos desenmascaran al héroe. En el caso de Banksy fue la ciencia quien descubrió su identidad. Con una técnica usada para rastrear criminales, investigaron al artista y descubrieron quién era, qué lugares frecuentaban así determinaron que su nombre podrías ser – acomódese bien en su silla – Robin Gunningham. Y, como diría un expresidente ecuatoriano ¿y ahora? ¡y ahora…!

Y ahora no sabemos qué será del trabajo de Bansky o Robin Gunningham, ya que muchos de sus dibujos están en espacios públicos, lo que podría ser juzgado como un delito. Además, el anonimato le sirvió como protección para tratar temas complicados, por ejemplo la guerra entre Palestina e Israel.