Esos agujeros extras que vienen en la mayoría de zapatos deportivos tienen un porqué. Foto: Pixabay

Esos agujeros extras que vienen en la mayoría de zapatos deportivos tienen un porqué. Foto: Pixabay

#oRGÁNICA

Los agujeros extras de los zapatos deportivos sirven...y mucho

Gabriela Balarezo
Redactora (I)

La gran mayoría de zapatos deportivos los tiene, y un porcentaje escaso (quizás solo los corredores y deportistas en general) de dueños de este tipo de calzado los han usado. Aunque parezca- por desconocimiento- que no, y que están solo de adorno, los agujeros extras en la parte de arriba de los cordones tienen una función específica y primordial.

Un video publicado en abril y que se volvió viral a inicios de esta semana (11 de mayo) aclara la duda. Claro que la información ha estado disponible desde antes en portales especializados para ‘runners’, aun cuando los agujeros son útiles en todo tipo de calzado deportivo. 

Illumiseen, una compañía que vende accesorios LED para ciclistas y corredores, pero que también comparte tips y consejos para atletas, fue la encargada en difundir la respuesta al supuesto misterio. En el clip muestran cómo se realiza el truco, denominado cierre de talón o cierre de lazo. Este sirve para fijar con mayor firmeza el zapato al tobillo de la persona.

Con este simple lazo, en realidad no es nada complicado, se puede conseguir que el calzado encaje de mejor forma en el pie, evitando que la planta se deslice hacia delante o hacia atrás. Como plus, y en consecuencia, mantiene a la lengüeta en su lugar. Mágico y lógico a la vez.

Este nudo de bloqueo mantiene el tobillo y el talón ceñidos sin causar incomodidad. Así que es perfecto para las personas a las que les gusta correr o caminar y que están cansados- hartos- de lidiar con las ampollas, causadas por la fricción que se produce cuando el zapato no está bien fijo. 

Pasar el extremo del cordón del mismo lado por el agujero extra hasta formar un bucle. Repite el paso con el otro extremo.

Se introduce el extremo de uno de los cordones en el bucle del lado contrario y viceversa.

Jalar, sosteniendo ambos extremos del cordón, hacia abajo, no hacia arriba cómo normalmente se hace.

Como este hay otros trucos que facilitarán la vida de los ‘runners’: para eliminar dolores y mejorar el rendimiento. Richard Bouché, del la Clínica de Medicina Deportiva de Seattle, compartió algunos consejos en el portal Runners World. Todos enfocados en la forma de amarrar los cordones, así de sencillo. Es un cambio pequeño que hace notable la diferencia.

Para disminuir la presión en el empeine

Se empieza por atar el zapato desde abajo, como se acostumbra: cruzando los extremos del cordón. Al llegar al área del empiene, dos agujeros arriba del inicio (de la base) en lugar de continuar con el zigzag se pasa el extremo del cordón por el agujero siguiente del mismo lado y viceversa. Luego continúa atando el zapato con el patrón en zigzag inicial.

Para las ‘uñas negras’

Hay atletas que son propensos a sufrir de ‘uñas negras’, esto pasa cuando se ejerce presión sobre el dedo gordo del pie, en concreto sobre la uña de este dedo. Lo primero que tienes que hacer, al momento de empezar a atar los cordones, es dejar un extremo más largo que el otro, pero con suficiente longitud para que al final puedas realizar el lazo.

El truco, como el nudo del bloqueo es fácil y no requiere mayor concentración. El primer paso es introducir el extremo de menor longitud en el último agujero del lado opuesto. Enseguida se pasa el otro extremo (el largo) por la parte interna del agujero opuesto y después por la parte externo del agujero del mismo lado, pero a la misma altura. Se repite el proceso hasta llegar al final.

Para liberar presión (o cuando sientes que los zapatos están muy apretados)

En este caso la longitud de los cordones es igual en ambos lados. Se toma uno de los extremos del cordón y se lo pasa por el interior del mismo lado y luego por el exterior del opuesto, pero a la misma altura. El paso se repite con el otro cordón y hasta atravesar todos los agujeros, siempre empezando por el mismo lado.