25 de March de 2012 00:07

Zonas mineras de Chile piden los recursos de la extracción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La explosión social en la austral ciudad de Aysén impulsa a poblaciones de otras zonas de Chile que soportaban un “abandono histórico”. En las norteñas Arica y Calama también salieron a las calles con demandas económicas, de impulso al desarrollo y contra el centralismo.

El levantamiento de Aysén, 1 640 kilómetros al sur de Santiago, comenzó el 18 de febrero, luego de meses de reclamos por mejoras económicas para el desarrollo de la región y para subsidiar el alto costo de la vida en una de las zonas más inhóspitas del país.

Le siguió Arica, en el extremo norte, limítrofe con Perú y Bolivia y a 2 051 kilómetros de Santiago, con una marcha callejera el pasado 17 en reclamo de “años de abandono por parte del Estado”.

Calama, una ciudad minera y pobre, fue el escenario de la protesta del martes 20 en busca de que finalmente se queden en el lugar el 5% de los recursos que deja la extracción de cobre, la principal riqueza del país austral.

Según Juan Carlos Skewes, director del Departamento de Antropología de la Universidad Alberto Hurtado, las protestas se mantendrán mientras no haya una respuesta respecto de la distribución equitativa de recursos en el país o la elección democrática de las autoridades regionales.

En Chile, los gobernadores son designados por el Gobierno, al igual que las autoridades provinciales. Solo los alcaldes son elegidos mediante votación popular.

Las demandas regionales de estos poblados son históricas y sus habitantes, que dicen estar acostumbrados a sufrir el abandono, resisten en una lucha desigual en la que son duramente castigados por el Estado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)