29 de June de 2009 00:00

Zelaya despertó con un fusil en la cara

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Agencias y Redacción Política

El Congreso de Honduras, reunido en una sesión especial convocada por su presidente, Roberto Micheletti, lo nombró ayer en la tarde presidente interino del país, en sustitución de Manuel Zelaya, expulsado a Costa Rica horas antes por el Ejército del país.
Los miembros del Congreso aceptaron  una supuesta carta de renuncia firmada por Zelaya, cuya autenticidad fue negada por este desde Costa Rica.

La decisión del Congreso fue el corolario de una jornada histórica para Honduras que comenzó a las 05:30, cuando un grupo de soldados irrumpió en la Casa Presidencial para arrestar a Zelaya.  Posteriormente lo  llevaron en un avión hasta Costa Rica, donde recibió el total respaldo del presidente costarricense, Óscar Arias, quien anunció que llevará a Zelaya hoy a la una cumbre de presidentes centroamericanos en Managua, Nicaragua.

Zelaya, que había protagonizado una crisis política sin precedentes en los últimos días, tenía previsto realizar este domingo una encuesta popular destinada a convocar un referéndum para reformar la Constitución, pese a que había sido declarada ilegal por la justicia ordinaria y electoral. La oposición sostenía que la convocatoria tenía como fin la reelección de Zelaya y la adopción de un modelo político similiar  al de Venezuela y Ecuador, países que han sido señalados por haber supuestamente asesorado la iniciativa de la cuarta urna.
 
Según confirmó la Corte Suprema de Justicia, la detención del Presidente fue en cumplimiento de una orden judicial.

Al menos ocho ministros del Gabinete del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, entre ellos la ministra de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas, están detenidos, informó a la AFP un funcionario del ejecutivo.
 
Entre los detenidos, además de la Canciller, que era uno de los miembros más allegados a Zelaya, se encuentra también su secretario privado Eduardo Enrique Reina, dijo Armando Sarmiento, jefe de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) .

La noche anterior había transcurrido en calma e incluso Zelaya había afirmado que las cosas habían regresado a la normalidad, tras una semana de tensiones alrededor de una consulta promovida por el Presidente y considerada ilegal por el Congreso y por el Tribunal Electoral.

Muchos hondureños solo se enteraron de lo que estaba ocurriendo alertados por el sonido de los aviones y helicópteros que alrededor de las 07:30 de la mañana empezaron a sobrevolar la capital, Tegucigalpa.

Luego se enterarían -por boca de Zelaya- de que la captura se había producido a las 05:30.

Desde Costa Rica y acompañado por Óscar Arias, el Mandatario contó que tropas del Ejército habían irrumpido en su residencia  y después de 20 minutos de enfrentamientos con su guardia personal fue trasladado a una base de la Fuerza Aérea desde donde fue llevado a Costa Rica.

El diario El País, de España, anotaba ayer en una crónica sobre el golpe  que Zelaya confió en que el apoyo internacional que había recibido hasta el viernes iba a disuadir a los militares de su país.

Por eso, decía  el diario, Zelaya dejó la sede oficial del Gobierno y fue a dormir a su casa particular por primera vez luego de algunos días, el sábado por la noche. El domingo despertó con un fusil apuntándole a la cara, señaló El País.  El viernes, incluso, le dijo a ese diario que gracias a  los EE.UU. seguía siendo Presidente. Ayer, en cambio, desde Costa Rica dijo que  EE.UU. deberá aclarar si estuvieron o no tras el golpe.
 
Pocas horas luego del operativo militar, cientos de hondureños partidarios de Zelaya se reunieron frente a la Casa Presidencial para expresar su apoyo a Zelaya  y para condenar a los militares.

La ministra de Relaciones Exteriores de Honduras, Patricia Rodas, llamó al pueblo a salir a la calle para pedir el retorno del presidente Manuel Zelaya, detenido y enviado a Costa Rica por militares. “Nuestras casas son los lugares menos seguros”, dijo.

Punto de Vista

Francisco Carrión/ Ex canciller
El golpe debe ser condenado
 
Se debe condenar el golpe de Estado producido en Honduras. El sistema jurídico internacional tiene sus mecanismos para resolver situaciones como esta. Hay que hacer respetar la voluntad democrática de Honduras.

En estos casos deben hacerse efectivas las disposiciones de la Carta Democrática de la OEA y desconocer a las autoridades que de facto han tomado el poder de una forma ilegítima.

Una de  las disposiciones de la Carta es el no reconocimiento del Gobierno constituido por fuera del sistema democrática.  Tienen que  hacerse efectivos  todos los  instrumentos internacionales como el Grupo de Río.

Es muy importante que todos los países democráticos rechacen este golpe de Estado, entre ellos los Estados Unidos.

Reacciones

Cancillería
Colombia ‘consternada’ por golpe de Estado

El Gobierno colombiano se declaró   consternado por el tema Honduras, y rechazó que “se haya separado del poder por la fuerza” al presidente Zelaya.  “El Gobierno  manifiesta su profunda consternación por la ruptura del orden constitucional . Rechaza que se haya separado del poder por la fuerza al señor Presidente constitucional y democráticamente elegido”, señaló la Cancillería.

Cristina Fernández/Presidenta
Argentina condena lo ocurrido en Honduras
La presidenta argentina, Cristina Fernández, condenó el golpe de estado en Honduras, al que calificó de “retorno a la peor barbarie” de América Latina, y exigió la restitución en su cargo del presidente Manuel Zelaya.  Al votar en los comicios legislativos la Mandataria dijo estar “sumamente preocupada” y  “profundamente conmovida” .

Luiz Lula da Silva/Presidente
‘Estas acciones militares son un atentado’
 El Gobierno brasileño condenó  “vehementemente” el golpe de Estado, porque “acciones militares de ese tipo configuran un atentado a la democracia y no ayudan con el desarrollo político de la región”.    Luiz Lula da Silva dijo en un comunicado que “eventuales cuestiones de orden constitucional deben ser solucionadas de modo pacífico, a través del diálogo y en el marco de la constitucionalidad”.

Bruno Rodríguez/Canciller
Cuba dice que el golpe es brutal y llama a la Alba
 El canciller cubano, Bruno Rodríguez, calificó de “brutal” el golpe de Estado contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y afirmó que “la  Alba está movilizada para enfrentar un golpe de Estado propio de otros tiempos de dictaduras crueles en América Latina”.  El Canciller llamó además a otras organizaciones internacionales como la OEA, el Grupo de Río y el Movimiento de No Alineados.

Jan Kohout/ Canciller de Grecia
La Unión Europea exige la liberación de Zelaya
 “La Unión Europea  condena enérgicamente la detención del Presidente constitucional de la República de Honduras por las Fuerzas Armadas”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Kohout.  Grecia ostenta actualmente la Presidencia de la Unión Europea.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)