21 de January de 2010 00:00

Zapatero pide combatir pobreza en la UE sin discriminar inmigrantes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Madrid, DPA

El jefe de gobierno español y presidente de turno de la Unión Europea (UE), José Luis Rodríguez Zapatero, inauguró hoy el "Año europeo de lucha contra la pobreza" con un llamamiento a los países de la región a evitar la exclusión social y a garantizar sanidad y educación a todos sus ciudadanos.

Zapatero subrayó en Madrid que ese es un derecho del que también deben gozar los inmigrantes ilegales, haciendo así referencia a la polémica surgida en España por la decisión de distintos municipios, como Vic, en Cataluña, o Torrejón de Ardoz, en Madrid, de negar el empadronamiento de extranjeros en situación irregular.

Para los inmigrantes, eso supone privarlos del derecho a recibir asistencia sanitaria o de escolarizar a sus hijos en esas localidades.

En palabras de Zapatero, para luchar en favor de la inclusión social es obligatorio que los países democráticos y avanzados faciliten sanidad y educación a todas las personas que vivan en su territorio, "más allá de su condición legal".

"La lucha contra la exclusión social no responde solamente a un paradigma ético, también a una arraigada y certera convicción", enfatizó el líder socialista.

La UE, manifestó, está basada en un modelo propio de bienestar social que contempla "políticas universales para todas las personas", es decir, sanidad y educación gratuitas así como seguridad social.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, calificó, por su parte, de "intolerables" las cifras de pobreza en Europa, que asciende al 16 por ciento de su población y afecta, por lo tanto, a unas 80 millones de personas en los 27 países de la UE.

"Solo con opciones ambiciosas podemos los europeos salir reforzados de la crisis", indicó Durao Barroso, al tiempo que reclamó el compromiso de todos los países para reducir el riesgo de exclusión social.

En este sentido, exhortó a la "movilización general" de todos los europeos para acabar con "la vergüenza de la pobreza".

Zapatero reconoció que las consecuencias de la grave crisis económica que mantiene atenazada a Europa se sentirán "durante bastante tiempo".

La presidencia española de la UE apoyará por ello, dijo, las iniciativas de la Comisión Europea para desarrollar la agenda social europea, mejorar las políticas activas de empleo e impulsar programas de inclusión activa que combinen el apoyo a las rentas mínimas con la vinculación al mercado laboral.

Zapatero explicó que el "Año europeo de lucha contra la pobreza" se centrará en los colectivos con mayor riesgo de exclusión, como las personas mayores, los discapacitados o la etnia gitana.

"Europa es, ante todo, un proyecto de convivencia y solidaridad entre generaciones, regiones, países y personas más o menos vulnerables. Ésa es su fuerza y su sentido y así va a seguir siendo en los buenos tiempos y en los tiempos de dificultades", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)